·

Russo se fue de Central y ya suena Bauza para reemplazarlo

El entrenador que salvó al equipo rosarino del descenso a la B Nacional no llegó a un acuerdo con la dirigencia y decidió dar un paso al costado. En las próximas horas los directivos se reunirán con el “Patón” Bauza.

Miguel Russo adoptó esa decisión después de reunirse con el presidente del club, Horacio Usandizaga y otros miembros de Comisión Directiva.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El entrenador no acordó con la dirigencia el monto de su nuevo contrato ni el proyecto futbolístico para la próxima temporada, en la que el equipo comenzará muy comprometido con el promedio del descenso.

En la reunión, Russo exigió la conformación de un plantel de categoría para pelear por el título y los dirigentes lo descartaron por la situación económica y financiera del club.

El técnico inició su tercer ciclo en el club en abril pasado y anticipó que su vínculo sería hasta final de temporada para colaborar en la salvación del equipo, después de la precipitada salida de Reinaldo Merlo.

Dirigió once partidos, incluida la promoción, con cinco triunfos, dos empates y cuatro derrotas. Las dos etapas anteriores fueron en las temporadas 1997-1998 y 2002-2003.

Edgardo Bauza, campeón de la Copa Libertadores 2008 con la Liga Deportivo Universitaria de Quito, surgió como principal candidato en la sucesión.

El técnico, que dirigió al conjunto rosarino entre 1998 y 2001 con un subcampeonato local (1999) y una semifinal de Libertadores (2001) como mejores resultados, habría tenido un contacto con el presidente después de la renuncia de su colega.

En diálogo con el diario La Capital de Rosario, Usandizaga lo desmintió y se mostró pesimista sobre la posibilidad, al considerar que si «Russo no está al alcance económico de Central, tampoco lo estará Bauza».

Otras especulaciones señalan a Ariel Cuffaro Russo (actualmente en el club), Claudio Ubeda y Leonardo Astrada como aspirantes con chances al cargo.

El nuevo entrenador asumirá ante un plantel con varias bajas respecto de la reciente temporada.

En principio, Pablo Alvarez (regresará al Catania de Italia), Pablo Lima (volverá a Vélez Sarsfield), Walter Ribonetto (lo quiere Quilmes), Leonardo Borzani, Ezequiel González, Gonzalo Choy González y Omar Zarif no seguirán.

Y también es una incógnita si Jesús Méndez e Iván Moreno y Fabianesi, entre otros, tendrán garantizada la continuidad.

El equipo iniciará el campeonato en el 18vo. puesto de la tabla del descenso a diez puntos de Gimnasia de La Plata, ubicado la posición más próxima.

Fuente: Telam