·

Incendio forestal en Córdoba

Los incendios en La Calera, las Altas Cumbres y en el sur del Valle de Punilla, en la provincia de Córdoba, se reavivaron a causa del fuerte viento y de la sequía. Más de 70 personas fueran evacuadas ante el avance de las llamas sobre sectores habitados.

(Río Grande, 13 de julio de 2009)

Más de 180 efectivos de 24 dotaciones de bomberos se mantienen desplegados incansablemente en esa zona de las serranías.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El director del Plan Provincial de Lucha Contra el Fuego, Marcelo Colombatti, dio detalles a Cadena 3 de cuál era la situación a las 16.30.

«Se logró controlar el foco más importante, en cercanías de Cuesta Blanca e Icho Cruz», precisó.

Aseguró que «casi un 90% de los focos que estaban activos esta mañana en todas las Sierras fueron controlados».

En tal sentido, precisó que los dos incendios más importantes a esta hora se registran en la zona de Almafuerte, cerca del Dique Piedras Moras.

Allí un bosque de pinos y lo combaten ocho dotaciones de bomberos.

El otro foco importante se registra entre La Calera y la Autopista Córdoba-Carlos Paz, cerca del Museo de la Memoria.

«En ese lugar trabajan cinco dotaciones de bomberos y personal del Ejército Argentino», explicó.

Se trata de un foco diferente al que se registró el fin de semana en La Calera, el cual, dijo Colombatti, «está controlado y con guardias de cenizas».

En ese sector, la ruta E-55 permanece cortada al tránsito.

Por otra parte, indicó que el camino a las Altas Cumbres ya está habilitado, luego de que fuera cortado “por falta de visibilidad”.

Por otro lado, se contuvieron las llamas en Las Jarillas, uno de los focos que más preocupaba a Diego Concha, del Plan Provincial de Manejo del Fuego.

Ese incendio tenía al menos mil metros de frente, pero llegó a tener más de cinco kilómetros, y en la estancia Angora.

Los incendios en La Calera, las Altas Cumbres y en el sur del Valle de Punilla, se habían reavivado esta mañana a causa del fuerte viento y de la sequía. Y provocaron que durante la noche más de 70 personas fueran evacuadas ante el avance de las llamas sobre sectores habitados.

Esta madrugada la situación se complicó con la llegada del fuerte viento sur que circuló en la región a más de 40 kilómetros por hora. Las comunas más afectadas por el fuego fueron San Antonio de Arredondo, Icho Cruz y Cuesta Blanca.

Uno de los más perjudicados por el incontenible avance de las llamas durante la noche fue el propietario de un tostadero de maní en Icho Cruz, quien dialogó con Cadena 3.

«Se perdió todo. No quedó nada. El sereno no pudo hacer nada. En 15 minutos desapareció todo. Había fuego a ambos lados de la ruta. Fue sobrecogedor», relató.

Muy apenado, añadió, no obstante: «Hace 13 años que trabajamos en el tostadero poniendo todo nuestro esfuerzo. Vamos a empezar otra vez. La vida es eso. Volver a empezar otra vez».

En ese marco, Concha precisó a primera hora que el número de evacuados por los incendios en el Valle de Punilla son más de 70.

“La rotación del viento sur puso en riesgo a barrios de esas tres comunas. Para ello se dispuso personal de Defensa Civil, Policía y Bomberos para realizar las tareas de evacuación. En total ascenderían a 60 ó 70 personas, algunas se autoevacuaron y se alojaron en casas de familiares”, detalló Concha.

Y agregó: “El incendio fue de magnitud y la tarea compleja durante toda la noche. No sabemos cómo se inició el fuego ni dónde”.

En ese terreno, el asesor del Ministerio de Gobierno de Córdoba, Javier Sosa, en diálogo con Cadena 3 señaló bien temprano que se dispuso de los helicópteros y de los aviones hidrantes, ya que el viento en el sector es muy fuerte y podría provocar una tragedia.

“Más de 24 dotaciones de bomberos trabajan desde la noche. En total son cerca de 150 efectivos. Las casas de las personas evacuadas fueron protegidas y no han sido dañadas por el fuego. Estamos un poco más tranquilos en este momento”, aclaró Sosa.

En otro sentido, la jefa comunal de San Antonio de Arredondo, Patricia Cicerone, afirmó que los evacuados de la zona fueron alojados en un centro habitacional de su localidad.

“En un principio fueron 72 los evacuados, ahora me quedan 58. La mayor parte eran persona en riesgo directo. El fuego en nuestra zona está controlado, no así en las otras comunas”, indicó la intendenta.

Uno de los refugiados en el local comunal, dijo a Cadena 3: «Todavía nos dura el julepe. Nos encontramos en plena madrugada con el humo, el fuego y las sirenas de los bomberos».

Por su parte, el presidente de la comuna de Mayú Sumaj, Héctor Flores, en diálogo con Cadena 3 se mostró muy preocupado por la avanzada del fuego y destacó el rol de los bomberos.

“En este momento estamos sin problemas, pero observamos en la zona del Quenti que el fuego está llegando y nosotros nos encontramos muy cercanos a este lugar. Creo que a media mañana estaremos afectados por el incendio”, consideró.

“Es para destacar el trabajo de los bomberos, quienes desarrollaron un despliegue impresionante”, resaltó Flores.

Por otro lado, una de las comunas más castigadas por las llamas es la de Cuesta Blanca donde el fuego amenaza con destruir la planta potabilizadora.

La intendenta de esta localidad, Andrea Jordán, manifestó su estado de desesperación ante la intensidad del incendio.

“La situación es muy complicada. Estamos en un sector donde el fuego no se ha apagado. Tenemos muchos evacuados, los cuales fueron alojados en San Antonio de Arredondo. Estamos trabajando para evitar que las llamas lleguen a la planta potabilizadora, porque sería un daño terrible para la comuna”, añadió la jefa comunal.

Fuente y audio: Cadena 3

Escuchar Audio