·

Respaldo de fabricantes a la ley sobre electrónicos

Los fabricantes de computadoras de escritorio y portátiles locales salieron hoy a explicitar su apoyo a la política del Gobierno nacional de sustitución de importaciones, debido a que generará un mayor desarrollo de la industria local y potenciará el empleo especializado.

(Río Grande, 09 de junio de 2009)

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Los empresarios nucleados en la Cámara Argentina de Máquinas de Oficinas, Comerciales y Afines (CAMOCA) reafirmaron su compromiso con el desarrollo de la industria nacional, que en su competencia con las marcas multinacionales ya tiene el 80% del mercado de computadoras de escritorio y el 30% del de móviles.

El sector de hardware argentino, integrado por empresas pymes y con capital de trabajo mayoritariamente nacional, «reinvierten sus ganancias en el país, están certificadas bajo estándares de calidad mundiales e invierten en plantas productivas y capacitación de mano de obra calificada», dijo Gustavo Vilches, presidente de Sicsa e integrante de CAMOCA en diálogo con Télam.

Bangó, Exo, Olivetti, CX performance son algunas de las empresas que producen localmente computadoras móviles; Novatech y Air Computers fabrican memorias y CDR monitores LCD bajo normas de calidad ISO 9001.

Las memorias RAM, uno de los insumos de las computadoras, producidas por las empresas locales, alcanzó en 4 años el 27% del mercado.

El sector, que incluye a empresas pymes de todo el país, elevó recientemente al Gobierno nacional su preocupación por la incorporación de monitores y computadoras en el proyecto de ley que promueve la sustitución de las importaciones, debido a que centra los beneficios en las empresas radicadas en Tierra del Fuego.

Los datos del primer trimestre de este año arrojaron que en total las marcas argentinas lograron vender 276.764 equipos mientras que las multinacionales cerraron en 135.685 unidades. De ellas 244.571 fueron computadoras de escritorio nacionales contra 36.327 importadas y 32.193 notebooks nacionales contra 135.685 importadas.

Este sector comenzó a fabricar equipos móviles en la argentina hace cuatro años, y se presencia en el mercado fue uno del os impulsores para la explosión de ventas de este tipo de equipos que se desató en el 2007.

A diferencia de la industria del software, que cuenta con un régimen de promoción industrial propio, sancionado y puesto en práctica durante la presidencia de Néstor Kirchner, el sector del hardware no cuenta con beneficios impositivos especiales.