·

Del Potro venció a Tsonga y está en los cuartos de final

La ilusión de Juan Martín del Potro en esta ciudad crece. En un partido que servía como medida para enfocar sus pretensiones en Roland Garros, el tandilense no falló y se metió en los cuartos de final del segundo Grand Slam del año al vencer al francés Jo Wilfried Tsonga por 6-1 , 6-7 (5), 6-1 y 6-4, en dos horas y 18 minutos de juego.

En los cuartos de final, Del Potro, 5° favorito del torneo, jugará con el español Tommy Robredo, quien superó al alemán Philipp Kohlschreiber, verdugo de Novak Djokovic, por 6-4, 5-7, 7-6 (4) y 6-2. < ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

De pasar a semifinales, Del Potro podría jugar con el suizo Roger Federer, quien tras la caída de Rafael Nadal se convirtió en el máximo favorito a ganar en París y levantar su 14° título de Grand Slam. Hoy, el suizo llegó a cuartos, luego de batallar cinco sets ante el alemán Tommy Haas.

Ante Tsonga, Del Potro tuvo una buena eficacia de primeros servicios (69%) y tuvo casi la mitad de errores no forzados (22) que Tsonga, que totalizó 41. El tandilense cedió su primer set en el torneo, pero tuvo buenos momentos de tenis y se impuso con autoridad.

Por primera vez en el torneo, Del Potro jugó en el estadio principal, el Philippe Chatrier y no sintió la presión. No sólo se midió en la cancha más importante del torneo, sino que también ante un tenista local, alentado constantemente por el público francés, ávido por ver a un jugador galo en las instancias finales de Roland Garros. El tandilense mostró en varios pasajes la solidez que viene mostrando en París y domina por 3-0 el historial ante Tsonga.

Del Potro dominó el primer set y sólo necesitó 28 minutos para cerrarlo (6-1). En el segundo, Tsonga pasó al frente con un quiebre, sacó para ser (5-3), pero el tandilense quebró en el momento justo y llevó el parcial al tie break, que se llevó el tenista local (7-5).

En el tercero, el argentino comenzó a toda marcha. Con dos quiebres consecutivos pasó a ganar 5-0 y lo cerró 6-1. La paridad volvió a establecerse en el cuarto, en el que cada uno conservaba su servicio. Hasta que Del Potro dio un paso grande: se quedó con el saque de Tsonga en el noveno game y cerró el match con su saque. Otro paso grande en París.