·

Messi llevó al Barcelona al tercer título de la Champions

La ’Pulga’ anotó de cabeza a los 25 minutos del período final el segundo del ’blaugrana’, que venció 2 a 0 en Roma al Manchester United. Fue el primer título europeo del argentino jugando la final. Eto’o marcó el primer gol. Y fue la triple corona en la temporada para el club español.

Barcelona le ganó hoy 2 a 0, con un gol de Lionel Messi, al Manchester, y conquistó la tercera Liga de Campeones de Europa de fútbol, en la final de la 54ta. edición disputada en Roma.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Messi, quien fue titular, marcó el segundo gol de Barcelona a los 25 minutos del segundo tiempo y quedó como máximo goleador del certamen con 9 conquistas en 12 cotejos.

Barcelona, dirigido por Josep Guardiola, se puso en venataja con un gol del delantero camerunés Samuel Eto`o a los 10 minutos del primer tiempo (cuatro tantos en el certamen).

Manchester, con Carlos Tevez recién desde el segundo tiempo, había arrancado mejor y generó la primera llegada de riesgo del partido al minuto y medio de juego, con un tiro libre de Cristiano Ronaldo que rechazó el arquero Víctor Valdés y por poco no llegó a conectar el coreano Ji Sung Park.

A los seis minutos Ronaldo buscó el arco de Barcelona con un remate apenas alto y dos minutos después, con un disparo cruzado que se fue cerca del poste izquierdo de Valdés.

Barcelona, en su primera llegada de peligro sobre la valla del holandés Edwin Van der Saar se puso en ventaja con una jugada en la que participaron Xavi, Andrés Iniesta y Messi y que derivó en Eto’o, quien tras desairar al croata Nemanja Vidic en el borde derecho del área de Manchester United, sacó un remate seco al primer palo.

A partir de entonces, el equipo catalán dominó las acciones, tratando de darle destino cierto al balón en cada toque.

En ese cambio también tuvo mucho que ver Messi, quien empezó a entrar más en contacto con la pelota, a manejar los hilos del equipo y a llegar con más presencia hasta el arco defendido por Van der Saar.

El argentino contó con una chance para estirar la ventaja a los 19 minutos con un remate que se fue rozando el ángulo superior derecho, y siete minutos más tarde fue Xavi el que estuvo cerca de hacerlo con un tiro libre apenas desviado.

En el segundo tiempo Barcelona jugó más convencido y también estuvo más cerca de aumentar la ventaja que Manchester de empatarlo.

A los tres minutos el francés Thierry Henry definió mal y achicó Van der Saar; a los siete Xavi estrelló un tiro libre en el palo y dos minutos después el coreano Park no pudo conectar un centro de Ronaldo, resumió la agencia italiana Ansa.

Una mala salida del equipo inglés fue capitalizada por Carles Pujol y derivó en el segundo gol de Barcelona tras un centro de Xavi al punto del penal que conectó de cabeza Messi, cambiándole el poste a Van der Saar, a los 25 minutos.

Messi, de 21 años, una de las figuras de su equipo, logró así su séptimo título con Barcelona: liga española (2005, 2006 y 2009), Supercopa de España (2006), Copa del Rey (2009) y Liga de Campeones (2006 y 2009).

El partido se disputó en el estadio Olímpico, de Roma, con capacidad para 67.000 espectadores, y fue controlado por el árbitro suizo Massimo Busacca.

Barcelona, que logró así su triplete tras conquistar en esta temporada la liga de su país y la Copa del Rey de España, obtuvo, en su sexta final, la tercera Liga de Campeones (1991-1992 y 2005-2006).

Barcelona se unió a Celtic, de Escocia (1966-1967); Ajax, de Holanda, (1971-1972); PSV Eindhoven, de Holanda, (1987-1988) y Manchester United (1998-1999), entre los equipos que conquistaron la triple corona.

El equipo español disputó su sexta final en el certamen: ganó dos (1991-1992 y 2005-2006) y perdió tres (1961, 1986 y 1994).

Barcelona alcanzó la final tras ganar el Grupo C; luego eliminó a Olympique Lyon, de Francia, en octavos de final; a Bayern Múnich, de Alemania, en cuartos y a Chelsea, de Inglaterra, en semifinales.

Guardiola, en su primera temporada en Barcelona, se convirtió en el tercer director técnico más joven (38 años y 129 días) en obtener la máxima competencia de clubes de Europa.

José Villalonga es el más joven (36 años), cuando ganó la Liga de 1956 con Real Madrid, y Miguel Muñoz el segundo con 38 años y 121 días, en 1960, con Real Madrid.

En Manchester United, tricampeón de la Premier League inglesa, dirigido por el escocés Sir Alex Ferguson, de 67 años, el argentino Carlos Tevez ingresó al comenzar el segundo tiempo.

Manchester United perdió así su cuarta final de Liga de Campeones: había ganado las ediciones de 1968, 1999 y 2008.

El conjunto inglés perdió el invicto de 25 partidos en la Liga de Campeones, donde había sido derrotado por última vez en la semifinal de 2007 ante Milan, de Italia (2-0).

– Síntesis –

Barcelona: Víctor Valdes; Carles Puyol, Yaya Touré, Gerard Piqué y Sylvinho; Xavi Hernández, Sergio Busquets y Andrés Iniesta; Lionel Messi, Samuel Eto’o y Thierry Henry. DT: Josep Guardiola.

Manchester United: Edwin Van der Sar; John O’Shea, Rio Ferdinand y Nemanja Vidic; Patrice Evra, Ji Sung Park, Michael Carrick, Ryan Giggs y Anderson; Wayne Rooney y Cristiano Ronaldo.

DT: Alex Ferguson.

Goles en el primer tiempo: 10m Eto’o (B).

Goles en el segundo tiempo: 25m Messi (B).

Cambios en el segundo tiempo: al comenzar, Tevez por Anderson (MU); 21m Berbatov por Sung Park (MU); 27m Keita por Henry (B); 30m Scholes por Giggs (MU) y Rodríguez por Iniesta (B).

Arbitro: Massimo Busacca (Suiza).

Estadio: Olímpico, de Roma.

Para Rodríguez Zapatero, “Messi ganará el Balón de Oro”

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, estimó esta noche que el argentino Lionel Messi «seguramente ganará este año el Balón de oro» como mejor jugador del mundo, después de consagrarse hoy con Barcelona, de España, titular de la Liga de Campeones de Europa.

Según Rodríguez Zapatero, «Messi será seguramente elegido este año como ganador del Balón de Oro», distinción que en la pasada temporada perdió a manos del portugués Cristiano Ronaldo, que también ganó el premio al Mejor Jugador de la FIFA.

Justamente Ronaldo jugó hoy para el Manchester United, que perdió la final de la Liga de Campeones por 2 a 0 con Barcelona, que anotó sus goles a través de Samuel Eto’o en el primer tiempo y Messi, de cabeza, en el segundo.

«Messi estuvo extraordinario, porque además marcó un gol de cabeza, algo que por la altura que tiene resulta más que meritorio», destacó el titular del gobierno español.

«Este es un año fantástico para el deporte español. Además, me siento inmensamente feliz porque soy fanático de Barcelona», comentó Rodríguez Zapatero, presente hoy en el Estadio Olímpico, de Roma.

Por su parte la prensa española saludó hoy la consagración de Barcelona en la Liga de Campeones, que le permitió al equipo catalán convertirse en el primero de su país en lograr la triple corona en una misma temporada.

«Triplete» fue el título elegido por el diario As, en referencia justamente a la obtención de la Liga de Campeones en la misma temporada en que Barcelona logró los títulos de la Copa del Rey y de la Liga local.

«Tricampeones», tituló a su vez el también catalán El Mundo Deportivo, según el cual el equipo de Josep Guardiola entró en la historia tras vencer hoy por 2-0 a Manchester United en la final de la Liga de Campeones.

«Victoria total», publicó El Periódico de Barcelona, en tanto que el madridista Marca eligió: «El Imperio Azulgrana lo conquista todo».

«Roma corona al mejor equipo del mundo», informó en cambio El País, mientras que El Mundo eligió: «Barca conquista Europa» y Público optó por «Barcelona hereda el trono europeo».

«Europa se rinde ante el Barca», fue la síntesis de ABC, que recordó que este es el tercer título en la Liga de Campeones obtenido por el club catalán, tras los que lograra en 1992 y en 2006.

Y «fue un gran partido y Barcelona un justo campeón», comentó por su parte a Ansa el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Silvio Berlusconi, quien también presenció la final en el estadio Olímpico.

Pero Berlusconi no fue el único italiano que festejó la consagración del equipo catalán. También lo hizo la comunidad homosexual italiana, que a través de la organización ArciGay recordó que Barcelona «fue el único club grande de Europa que participó en una iniciativa contra la discriminación sexual».

Barcelona se vistió de fiesta

Millares de hinchas de Barcelona salieron esta noche a las calles de la ciudad para celebrar la consagración en la Liga de Campeones de Europa, como si fueran una mano extendida de la celebración que empezó en Roma, sede de la final del certamen ante el Manchester United inglés.

Apenas el árbitro suizo Massimo Busacca pitó el final del partido en el estadio Olímpico, de Roma, en Barcelona los aficionados salieron a las calles con banderas, casacas y objetos azulgranas.

Las bocinas de los automóviles matizaron el paisaje, al igual que los fuegos artificiales, que iluminaron el cielo para celebrar la histórica triple corona conseguida esta temporada por el equipo de Josep Guardiola, describió Ansa.

La Plaza de la Fuente de Canaletes, símbolo de los festejos del equipo catalán, se llenó rápidamente de hinchas, como en las últimas semanas había sucedido con la obtención de la Liga Española y la Copa del Rey.

No lejos de ese lugar, en la isla artificial del Maremagnum, en el puerto viejo de Barcelona, unos 10.000 aficionados habían empezado a festejar antes, luego de seguir las instancias de la final disputada en Roma en una pantalla gigante.

La fiesta que estalló en Barcelona y en otros puntos de España tras la victoria por 2-0 ante Manchester United, también tuvo su correlato en Roma, escenario de la finalísima y donde festejaron los simpatizantes que acompañaron al equipo español.

La caravana que abandonó victoriosa el Olímpico fue tiñendo a su paso de color azulgrana la calle del Corso, la Plaza Venecia, la Plaza España y también la Fontana de Trevi, donde se sumergieron no pocos aficionados.

Algunos italianos se sumaron a los festejos, sobre todo los hinchas de la Roma, que consideraron el triunfo de Barcelona como una venganza propia por la histórica derrota de su equipo por 7-1 ante los ingleses en Old Trafford hace dos años.

La contracara la mostraron los adeptos del Manchester United, que partieron del estadio Olímpico raudamente y escoltados por un imponente cordón policial, para evitar incidentes con los españoles.

Fuente: Telam