·

Mayoral:

El Presidente de AFARTE denunció falsedades en la solicitada dada a conocer por los importadores y fabricantes de electrónicos que se oponen a la ley de protección a la industria nacional que beneficiaría a los fueguinos.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Buenos Aires, 20 de mayo (Télam).- El presidente de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (AFARTE), Alejandro Mayoral, dijo hoy que «pretende asustar a la gente y a las provincias con declaraciones que son erróneas» las solicitadas publicadas hoy por cámaras tecnológicas que «buscan proteger intereses de los importadores».

Mayoral respondió así a los textos publicados hoy en algunos diarios en rechazo del proyecto aprobado en comisión de Diputados sobre un aumento de impuestos para la fabricación nacional de notebooks.

Las notas firmadas por la Cámara Argentina de Máquinas de Oficina, Comerciales y Afines (CAMOCA); y la Cámara de Informática y Comunicaciones de la República Argentina (CICOMRA), esgrimen que la «Argentina produce en todas sus provincias, no en una sola», en alusión a Tierra del Fuego donde se impulsa la construcción de un polo tecnológico.

Mayoral respondió: «Es falso que Argentina produce en todas las provincias notebooks, que es de lo que habla el proyecto ya que no habla de computadoras de escritorio».

«La ley intenta mediante un sistema impositivo calcado de Brasil, aunque menos beneficioso, desarrollar y consolidar la industria electrónica en Argentina por lo tanto las declaraciones de SICOMRA y de CAMOCA están plagadas de falacias», dijo.

Explicó que «el proyecto solo habla de notebooks y en nada afecta a las computadoras de escritorio. En ese sentido solo hay cinco empresas que no fabrican sino que montan notebooks en la Argentina«.

«Es absolutamente falso que hay 14.000 personas trabajando en la fabricación de este producto, es un invento y ese número seguramente lo sacaron de sumar la cadena comercial que vende, más los que distribuyen los artículos. Por lo tanto, solo hay cinco empresas que montan y no producen, pero pretenden hacernos creer que emplean a una cantidad de gente», insistió.

También agregó que el proyecto «es en beneficio de la producción nacional no solo de Tierra del Fuego» y explicó que esa provincia es «la única que tiene instaladas las empresas que invirtieron más de 300 millones de dólares y van a invertir otros 40 millones más» en esta producción.

Mayoral también desafió «a la gente que dice que tiene fábricas de notebooks ante la opinión pública, a compararlas con las de Tierra del Fuego, con sus equipos, inversiones, y personal, contra los lugares donde simplemente se ensamblan y se importan disimuladamente las computadoras de escritorios».

«Y además les digo que estamos dispuestos a colaborar con cualquiera que quiera venir a Tierra del Fuego a formar un polo tecnológico», concluyó el titular de AFARTE.

(Télam)