·

River y los números de una campaña lamentable

El equipo que conduce Néstor Gorosito sacó menos de la mitad de los puntos disputados en el semestre. Le costó tanto manejar la ventaja como revertir un resultado. Y sólo dos veces en veinte encuentros ganó dos juegos consecutivos.

La campaña de River Plate en las dos competencias oficiales de lo que se lleva disputado del primer semestre de 2009 arroja números lapidarios, que no hacen más que reflejar el flojísimo rendimiento del equipo dirigido por Néstor Gorosito.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El conjunto ‘millonario’, que viene de salir último en el Apertura 2008 bajo la dirección técnica de Diego Simeone, disputó veinte encuentros hasta el momento en la primera mitad del año, con 27 puntos obtenidos sobre 60 posibles entre el torneo Clausura y la Copa Libertadores.

La campaña general de River comprende siete triunfos, seis empates y siete derrotas, con 25 goles a favor y 30 en contra.

En cuatro de las siete caídas en el semestre al conjunto de Gorosito lo vencieron por dos goles o más de diferencia: San Lorenzo 5 a 1 y Huracán 4 a 0, por el Clausura, y Nacional de Uruguay 3 a 0 y Nacional de Paraguay 4 a 2, por la Copa.

Dentro del paupérrimo rendimiento general, el rendimiento de River como local es aceptable, al haber obtenido 22 unidades sobre 30, aunque contrasta absolutamente con los números como visitante, calidad en la que sacó nada más que el 25 por ciento de los puntos.

En materia ofensiva, el colombiano Radamel Falcao García concentró el 33 por ciento (anotó 8 de los 25 goles del equipo) de los tantos a favor. Cristian Fabbiani, la gran apuesta del semestre, marcó sólo uno, mientras que Mauro Rosales y Andrés Ríos no convirtieron.

El enganche Marcelo Gallardo, aún con escasos minutos en cancha por la pubialgia que lo aquejó, aparece segundo en la tabla de goleadores del conjunto con cuatro tantos.

River resignó 9 puntos en el semestre en los 8 partidos en los que marcó el primer gol, mientras que dejó 22 unidades en el camino en los 11 encuentros en los que el rival se adelantó en el resultado.

Sólo en dos series en el semestre River ganó dos partidos consecutivos. La primera se extendió a tres juegos y abarcó el 1-0 a Nacional de Paraguay, por la Copa Libertadores, y el 2-1 a Rosario Central y el 2-0 a Banfield, ambos por el Clausura.

La segunda vez que el equipo ‘millonario’ hilvanó dos triunfos fue entre la undécima fecha del Clausura, el 1-0 a Gimnasia de Jujuy, y la sexta jornada del grupo 3 de la Libertadores, el 3-0 con un equipo alternativo a Universidad de San Martín, de Perú.

Los números “cantan” y la penosa campaña de River en 2009 queda al descubierto. Que sea el equipo ‘grande’ mejor ubicado en el Clausura y que al próximo rival, Independiente, no tenga nada que envidiarle no son argumentos válidos para excusar al club más ganador en el fútbol argentino.