·

San Martín sorprendió a Racing y lo venció 2-1 en Avellaneda

El ’Santo’ se adelantó con gol de Turdó, a los 30 minutos del primer tiempo, pero Marcos Cáceres, a los 34’, alcanzó el empate para la ’Academia’. A los 14’ del complemento, Urbano le dio la victoria a los tucumanos. Los dos terminaron con diez por las expulsiones de Turdó y Matías Martínez.

San Martín de Tucumán dio el golpe al vencer 2 a 1 a Racing Club, en condición de visitante, en un partido correspondiente a la 14ta fecha del torneo Clausura.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Mario Turdó y Matías Urbano marcaron los goles de San Martín de Tucumán, mientras que Marcos Cáceres había señalado la transitoria igualdad.

El partido se jugó en el estadio Presidente Perón, con un mal arbitraje de Javier Collado, quien en el segundo tiempo expulsó a Turdó, de San Martín, y Matías Martínez, de Racing.

Pese a este resultado Racing sigue fuera de la zona de promoción, lugar que ahora ocupan los tucumanos, quienes con los tres puntos salieron del descenso directo.

Racing Club y San Martín se jugaban mucho más que tres puntos, porque en Avellaneda todos tenían claro que esta sería una final, pero por el descenso.

Por eso, el técnico de San Martín, Carlos Roldán, cambió todo, hasta el esquema táctico, pasando a jugar con un 4-4-2 definido, que en el primer tiempo no le dio resultado, porque a los tucumanos sólo les servía ganar y se fueron al descanso 1 a 1.

Ricardo Caruso Lombardi sufrió en Racing el mal de ausencias y los que entraron a reemplazar a los que venían jugando, Leandro González y Pablo Caballero, tuvieron 45 minutos para el olvido, con actuaciones tristes y que no respaldaron la decisión del técnico de incluirlos como titulares.

Durante todo el primer tiempo se pudo ver dos equipos atados, sin juego, preocupados más por marcar que por generar y por eso los 45 minutos iniciales fueron un verdadero dolor de ojos para todos los espectadores.

De los dos el que más quiso ganar en la etapa inicial fue Racing, pero no tuvo fútbol, sólo lo consiguió, a cuenta gotas, cuando la pelota pasó por los pies de Braian Lluy o de Franco Zuculini. El resto fueron todos pelotazos para los dos nueves, Caballero y Ramírez.

San Martín trató de ser más prolijo a la hora del manejo de la pelota, pero se animó poco, y en la primera que se decidió llegó al gol, luego de una buena jugada que armaron Quinteros, Cantero y Urbano, que derivó en Turdó, para que el delantero estableciera el 1 a 0.

Racing sintió el impacto pero en los primeros minutos equivocó el camino, se apuró y de contra los tucumanos pudieron haber definido el partido.

Sin embargo, de tanto tirar centros al área pudo llegar al empate, luego de que Cáceres tomara de volea un rebote en el travesaño, tras un cabezazo de Matías Martínez. Con el partido 1 a 1 Racing fue por más, pero chocó con su propia impotencia y por eso el empate parcial no le sentaba tan mal.

Para el segundo tiempo Caruso Lombardi mantuvo a los mismos once y con eso las mismas falencias, mientras que a los tres minutos Roldán mandó a la cancha a un enganche como Patricio Pérez y sacó a un “tres bis” como Cantero, marcando cuales eran sus intenciones.

Y esa intención tuvo su premio, porque minutos después una buena jugada de Pérez, en la que todo Racing reclamó una supuesta falta, derivó en un pase para Urbano, quien con un buena definición estableció el 2 a 1.

Recién ahí, con Caruso Lombardi, quien fue expulsado por Collado por un airada protesta, decidió sacar de la cancha a los González y Caballero, muy silbados por la gente, para con Lucas Castromán y Sánchez Sotelo ver si podía revertir la historia.

Pero las modificaciones que hizo el técnico de Racing no cambiaron el juego del equipo, que siguió dependiente de centros al área para sus “grandotes”.

Con el alma fue a buscar Racing, pero esta vez no le alcanzó. Luchó, buscó, pero jugó el peor partido en la “era Caruso Lombardi” y tiene a la promoción a la vuelta de la esquina