·

Fuerte defensa de AFARTE al proyecto por la industria fueguina

La Cámara de Fabricantes de Tierra del Fuego salió a enfrentar el lobby de los importadores contra el proyecto del PEN. Negó que los electrónicos puedan aumentar por efecto de la protección a la industria fueguina.

(Buenos Aires, mayo 13 de 2009) – La Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (AFARTE) salió a respaldar la iniciativa del Poder Ejecutivo que propone llevar el IVA a notebooks, monitores, celulares, cámaras y GPS del 10,5% actual al 21, y aplicar otros impuestos internos a esos productos. Esta mañana la Cámara de Informática y Comunicaciones de la Republica Argentina (CICOMRA) había asegurado que la ley provocaría aumentos de hasta el 30 por ciento. < ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

«Va a inducir inversiones y nuevos empleos, es falso que los precios van a aumentar», dijo Alejandro Mayoral, presidente de la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas.

El titular de AFARTE, que reúne a fabricantes de equipos radicados en Tierra del Fuego, sostuvo que la iniciativa va a originar empleo, va a traer inversiones, no va a atacar a ningún sector de la industria y va a sustituir el trabajo importado por el nacional. «Es absolutamente falso que van a subir los precios, es un argumento erróneo que busca confundir. Sólo podría subir el precio de los equipos importados», dijo a Clarin.com.

«En realidad, los que dicen esas cosas son los lobbies importadores que quieren impedir que se fabriquen computadoras portátiles en Tierra del Fuego, y que se forme un polo tecnológico en esa provincia –dijo Mayoral–. Este es un proyecto similar al vigente en Brasil, que le permitió a ese país autoabastecerse de tecnología».

«Si los importadores dicen que esta ley es tan favorable a los productos fabricados en Tierra del Fuego, se pueden radicar en esa provincia. Nadie se los impide», dijo.

AFARTE agrupa a 10 empresas que elaboran televisores, aire acondicionado, electrónica de auto partes, LCD, monitores, audio, DVD y videos, entre otros productos.

Por su parte, Norberto Capellán, presidente de CICOMRA, dijo a Clarín.com que es un error considerar productos de lujo a las computadoras y celulares, como hace el proyecto: «No son yates, barcos, aviones ni perfumes. Son equipos que usan pymes, estudiantes, emprendedores y familias de todo nivel social.»

«Esta medida se contrapone a la tendencia mundial para enfrentar la crisis. La mayoría de los países responde con paquetes de estímulo a los sectores tecnológicos para mejorar la productividad y el empleo», dijo Capellan.