·

Elecciones: Vence el plazo para presentar listas

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, mayo 9 de 2009) – Este sábado a la noche vencerá el plazo para la presentación de las listas con los candidatos a legisladores que competirán en las elecciones del próximo 28 de junio, en las que el gobierno nacional decidió plebiscitar su gestión y hasta puso en juego el futuro del país.

Tal como ocurriera con los gobiernos de Raúl Alfonsín en 1987, Carlos Menem en 1997 y Fernando de la Rúa en 2001, nuevamente unas elecciones legislativas parecen marcar el punto de inflexión en el escenario político y así lo entiende el matrimonio Kirchner cuando plantea la necesidad imperiosa de no perder la mayoría parlamentaria.

El kirchnerismo, el peronismo disidente en sus distintas vertientes, el macrismo y la alianza Coalición Cívica-UCR-Cobismo, serán los cuatro grandes espacios políticos que se disputarán los comicios del 28 de junio.

En Tierra del Fuego, tanto el Peronismo como el Radicalismo se presentan sin frentes ni coaliciones y sólo el ARI –oficialista a nivel provincial- planteó una alianza con el partido Socialista para competir.

La mencionada alianza y otros 24 partidos reconocidos están habilitados para presentar candidatos hasta el fin del plazo (previsto para la cero hora del domingo), ante la secretaría Electoral Federal a cargo de Paula Bassanetti en Ushuaia.

En el mapa nacional son 126 las bancas de Diputados que se renuevan, de las cuales 2 se ponen en disputa en nuestra provincia. Son las que actualmente ocupan Leonardo Gorbacz (ARI) y Rosana Bertone (PJ) que en ambos casos buscan su reelección.

Panorama nacional

Otra vez la provincia de Buenos Aires, equivalente al 40 por ciento del electorado nacional, se convierte en el distrito decisorio para saber si el kirchnerismo ganará o perderá los comicios.

Por eso no es casual que Néstor Kirchner, que confirmó su candidatura a diputado nacional por el territorio bonaerense, no sólo competirá sino que obligó al gobernador Daniel Scioli y a distintos intendentes a presentarse, dando lugar a las polémicas «candidaturas testimoniales», de quienes irán en una boleta pero no asumirán el cargo por para el que se postulan.

Kirchner y Scioli encabezarían el tándem que tendrá como principales competidores a Unión Pro -el espacio de Mauricio Macri, Francisco de Narváez y Felipe Solá- y Acuerdo Cívico y Social, integrado por la Coalición Cívica de Elisa Carrió, la UCR y el cobismo. Así, Kirchner, De Narváez y Margarita Stolbizer podrían concentrar al electorado bonaerense.

La diferencia que pueda obtener el oficialismo en un eventual triunfo, será clave para equilibrar la balanza negativa en otros distritos como Córdoba, Santa Fe y Capital Federal, que sumados representan alrededor de un 38 por ciento del electorado total.

En estos tres distritos -donde ganó la oposición en las presidenciales del 2007- esta vez, además, se suma la baja performance que podría tener el kirchnerismo.

En Córdoba, las encuestas son lideradas por Luis Juez del Frente Cívico y Social, seguidos por la UCR y el PJ cordobés que, el ahora opositor gobernador Juan Schiaretti armó como Unión por Córdoba. Esto obligó a que el kirchnerismo vaya en otra lista sin acuerdo con el Peronismo local.

Lo mismo ocurre en Santa Fe donde Carlos Reutemann representará al peronsimo santafesino que competirá con el oficialismo encarnado por Rubén Giustiniani. Además del antikirchnerismo de la provincia, la pelea entre Hermes Binner vs Reutemann tiene la mirada puesta en las elecciones presidenciales de 2011.

En Capital Federal el macrismo que gobierna parece alejarse del resto con su candidata, Gabriela Michetti. Sin embargo, Elisa Carrió pese a ir en tercer lugar en la lista de Acuerdo Cívico y Social que encabeza Alfonso Prat Gay, juega también en los próximos comicios su proyección presidencial. En este distrito, el kirchnerismo debió elegir a Carlos Heller como cabeza de lista de diputados, ante le rechazo de Rafael Bielsa y de Daniel Filmus, pese al pedido del propio Kirchner.

En tanto en Mendoza, parece establecerse una puja entre Julio Cobos y Néstor Kirchner. Cobos logró contribuir al armado de una alianza con la UCR, para enfrentar al peronismo mendocino, apoyado por el gobierno nacional.