·

Ríos: “El Gobierno ajustará el presupuesto»

La gobernadora Fabiana Ríos aseguró que tras la decisión de la Legislatura provincial de archivar el proyecto de Tarifaria, desde el Ejecutivo se “ajustará el presupuesto a los recursos que efectivamente vamos a tener”.

(Río Grande, 3 de mayo de 2009)

“Los ajustes siempre tienen que ser de arriba hacia abajo y no al revés”, insistió la Mandataria fueguina, quien remarcó que “iremos evaluando en función de los recursos que se requieren”, para lo cual “ya se está trabajando para determinar cuánto es lo que se pierde (con la caída de la norma), y el impacto que tendrán cada una de las medidas que se adopten; porque la idea no es generar medidas que sean titulares (en los medios de prensa) sino que puedan ser efectivas”.

En este sentido, la Mandataria fueguina sostuvo que desde el Gobierno “iremos también presentando iniciativas que tengan que ver con obtener recursos desde otras alternativas”, considerando importante que en el corto plazo se realice “la Consulta Popular sobre la renegociación de los contratos petroleros, lo que representa una fuente de ingresos inmediata, pero en principio queremos que haya un acompañamiento social a esto”.

Consultada sobre la postura que adoptarán los gremios públicos que reclaman mejoras salariales ante la merma de fondos, Ríos reiteró que “no hay recursos”, entendiendo que desde el Estado se debe avanzar “a un ordenamiento en el proceso de fijación de salarios dentro de la Administración Pública, porque es la única posibilidad de que no se sigan disparando los recursos del Estado para el pago de haberes, y esto tiene que tener un criterio de razonabilidad”.

“Los pedidos de aumentos salariales son diversos y variados; algunos tienen que ver con acuerdos suscriptos fuera del ámbito de la Provincia; ya sea el Banco, los Canales; la DPE (Dirección Provincial de Energía) o la DPOSS (Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios), cuyos sindicatos fijan sus salarios por fuera de la provincia”, detalló, para observar por tanto que “en síntesis, los fija quien no sabe cuántos recursos hay para pagar esos salarios e incluye a esos trabajadores dentro de una globalidad de trabajadores que tienen otra realidad salarial”.

La Gobernadora aseguró que existen además “sectores que reclaman por el cumplimiento de actas no homologadas ni autorizadas por la Legislatura Provincial; otros reclaman que quedaron afuera de un acta, entonces la verdad es que hay un menú de reclamos que tienen que ver con tensiones de sindicatos en particular, por eso para nosotros la discusión es que el Estado debe ser uno, y el convenio colectivo de trabajo debe ser uno; y debe poder contemplar la diversidad de tareas, pero tiene que guardar una razonabilidad en cuanto a las responsabilidades y las funciones”.

Respecto al malestar social por los conflictos entre Ejecutivo y gremios públicos, la Mandataria ratificó que “la decisión del Gobierno es, en principio, garantizar los servicios de emergencia”, coincidiendo en que “el común de la gente está siendo víctima de una tensión que están llevando adelante los trabajadores estatales, como si estuviesen fuera de un marco de la realidad del resto de la población”.

“La responsabilidad que tengo es la de garantizar los servicios de la totalidad de la población, y en esto hay un tiempo que tiene que ver con las discusiones, las acciones y las reacciones; y otro tiempo que tiene que ver con las necesidades”, señaló, para remarcar que “no pido paciencia porque no se le puede pedir tal cosa a quien necesita de la prestación de servicios del Estado”.