·

El equipo Citroën se resistió a la fumigación

El equipo oficial Citroën se resistió hoy a que autoridades sanitarias locales realicen trabajos de desinfección dentro de las instalaciones de la escudería en el Parque de Servicio del Rally Argentina 2009, en una medida dispuesta para combatir al mosquito transmisor del dengue.

Sergio Hawkes, encargado de Control Epidemiológico de la Secretaría de Salud Pública de Villa Carlos Paz, aseguró a Noticias Argentinas que directivos del equipo galo se negaron a prestar su colaboración y permitir que lleven adelante las tareas preventivas que ordenó el municipio.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

«Me dijeron que no podían atenderme, que volviera más tarde porque estaban esperando invitados especiales en la carpa. Les expliqué que no podía, porque tengo un programa que cumplir, con horarios y actividades, pero no me hicieron caso», afirmó Hawkes.

«Son europeos y no saben bien cómo protegerse. Ellos al dengue lo tienen erradicado. No me trataron muy bien, por una cuestión de protocolo no me dejaron pasar, pero si en una de esas se llevaran el mosquito de acá, no me quiero imaginar el lío que se armaría», agregó.

Hawkes indicó que las autoridades sanitarias municipales dispusieron realizar un trabajo especial de prevención en los cuarteles generales de la 29na edición del Rally de Argentina, a orillas del lago San Roque, en la turística ciudad de Villa Carlos Paz.

«Estamos haciendo tareas de desinsectación y aplicando productos que matan las larvas del mosquito transmisor del dengue (Aedes aegypti) en sectores con agua estancada y emulsiones en spray en el interior de las carpas», señaló.

«Hemos trabajado en las instalaciones de los equipos, en los trailers y toda la gente está colaborando, salvo Citroën», agregó Hawkes, después de aplicar larvicida en un enorme recipiente utilizado por la escudería Stobart Ford para sujetar las cuerdas de su tienda de campaña.

Las autoridades sanitarias locales efectuaron también un trabajo pormenorizado de desinsectación en la zona donde se ubican los equipos del Grupo de Producción, a un costado del área principal del Parque de Servicio.

«Queremos evitar el pánico, (pero) tenemos allí gente que proviene de zonas endémicas, ya sea de países limítrofes como del norte argentino», indicó.

En declaraciones a NA, los pilotos Gabriel Pozzo, del equipo Barattero, y Nicolás Madero, del Tango Rally Team, dijeron que ninguna medida especial de prevención se había tomado en sus respectivas escuderías -ambas del Grupo N4- frente a la amenaza del dengue.

Los organizadores de la carrera, en tanto, sí enviaron una carta a los participantes de la competencia avisando sobre esta situación en la Argentina, más allá de que el epicentro de la enfermedad no sea Córdoba, y brindaron consejos sobre cómo proceder para evitar inconvenientes.

Fuente: Cadena 3