·

El Gobierno redujo la presión impositiva sobre el consumo de gas

La medida, anunciada por el ministro de Planificación, Julio De Vido, excluye a 330 mil hogares del gravoso impuesto que rige desde noviembre. En Tierra del Fuego serían 5.000 los beneficiarios, aunque desde el 1 de abril.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El Gobierno nacional decidió aumentar el piso de consumo anual que se emplea para el cobro de carga tarifaria en el gas natural distribuido por red, lo que se traducirá en una rebaja en las boletas que beneficiará a 330.000 hogares de provincias patagónicas, cuyanas, < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />La Pampa y un importante número de distritos del interior bonaerense.

En Tierra del Fuego, el piso del consumo gravado subió de 8.100 m3 a 10.150 m3 anuales, lo que dejaría excluidos del gravamen a unos 5.000 usuarios residenciales, según las estimaciones del gobierno.

La medida, que entrará a regir en forma retroactiva al 1 de abril pasado, fue anunciada esta tarde por el ministro de Planificación, Julio de Vido, durante un acto celebrado en la sede de la cartera, con la presencia de gobernadores, intendentes, empresarios y sindicalistas.

Esta es una medida, «que tiene un costo fiscal de 30 millones de pesos anuales, apunta a la redistribución del ingreso y al cuidado de nuestros recursos naturales», dijo De Vido durante la presentación.

Las modificaciones anunciadas hoy se hacen sobre la base de los anuncios formulados en los últimos meses del año pasado por el propio De Vido, cuando el Gobierno decidió poner en marcha una reducción en los subsidios que benefician a las tarifas que pagan los usuarios de mayor consumo.

En esa oportunidad se anunció que la garrafa de 10 kilos iba a pasar a costar 16 pesos, entre otros puntos.

Esa medida «se aplicó a 2,4 millones de hogares de altos consumos, alrededor del 36 por ciento del total», explicó hoy De Vido.

Ahora, con este aumento en el «piso» del consumo, quedarán exceptuados otros 330.000 hogares, con lo que sumarán un total de 4,4 millones a nivel país, mientras que los hogares incluidos se reducen al 31 por ciento del total de usuarios de red de gas natural.

A modo de ejemplo, De Vido dijo que un hogar que en Mendoza consumía alrededor de 1.100 metros cúbicos de gas por año, y que era alcanzado por el cobro del cargo, ahora quedará excluido del pago, ya que el nuevo «piso» se elevó a 1.400 metros cúbicos.

El nuevo esquema contempla para San Juan y San Luis un nuevo piso de 1.400 metros cúbicos (antes 1.100); La Pampa, 1.900 metros cúbicos (antes 1.500); Tierra del Fuego, 10.150 metros cúbicos al año (antes 8.100).

La modificación también comprende a las provincias de Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Neuquén y el interior de Buenos Aires, en estos casos a través de nuevos pisos de consumo en base a subzonas.

La carga impositiva a los mayores consumidores (que algunos casos significó casi una duplicación del monto a pagar) rige desde noviembre, en tanto que la rebaja retroactiva se impuso desde el 1 de abril, con lo que muchos hogares deben abonar el impuesto por casi 6 meses, antes de ser excluidos.

De Vido señaló que esta suba en el «piso» del consumo se adoptó luego de «analizar nueva información sobre el clima en todo el país» donde se observó «una mayor severidad» en cuanto al frío en determinadas regiones.

El ministro repitió que «la medida consiste en elevar el piso de consumo anual referencial para aplicar el cargo en más de la mitad del país», para luego enfatizar que el «cargo o aporte se efectúa sobre lo que vale realmente el gas, de manera de evitar incorporar subsidios para quienes tienen un poder adquisitivo mayor».

De Vido destacó además que está previsto para fines de mayo «la incorporación de 2,5 millones de metros cúbicos por día» a la red domiciliaria de gas, «y a fines de junio otros 2,1 millones», lo que da un total de 4,6 millones para el momento de mayor frío.

Con este aporte, mas lo 9,0 millones de metros cúbicos diarios que tiene actualmente la red «no hay posibilidades de que haya desabastecimiento de gas» durante el invierno, concluyó el titular de la cartera de Planificación.