·

Se debate un nuevo proyecto de ley de protección de glaciares

Concurrieron Senadores, organizaciones ambientalistas y de productores afectados, autoridades de la Secretaría de Ambiente nacional y de Cancillería. Representan cerca del 70% de las reservas de agua dulce de la Argentina.

Los panelistas convocados por los senadores que forman parte de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable, expresaron su punto de vista respecto del nuevo proyecto sobre protección de los glaciares que se trataría en el Senado, luego del veto de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner a la ley original.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />


La Senadora Nacional por Tierra del Fuego, María Rosa Díaz, integrante de la Comisión, invitó al ingeniero Rodolfo Iturraspe, quien forma parte de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente de Tierra del Fuego y al prestigioso geólogo Jorge Rabassa, miembro del CADIC – Conicet, para que expongan su opinión sobre las modificaciones que incluye el nuevo proyecto de ley, en base a su vasta experiencia en glaciares y cuencas hídricas.

Rabassa sostuvo “es imperioso que el Senado insista en la aprobación de la ley original” vetada mediante el decreto presidencial 1837/08. Para el geólogo, “más allá de que la ley seguramente es perfectible, todos sabemos que luego de un veto las dos posibilidades son la insistencia o un nuevo proyecto”, pero las características del veto “son de tal magnitud institucional y parlamentaria que cualquiera de los proyectos elaborados a posteriori no modifican absolutamente en nada los considerandos expuestos por la presidencia y, si asumimos que habrá coherencia por parte del Poder Ejecutivo, cualquier nuevo proyecto que salga de esta cámara será vetado nuevamente”, expresó el integrante del CADIC.

Por su parte, el Ingeniero Iturraspe, Director de Manejo de Cuencas de la de la provincia, describió la relevancia de la experiencia de Tierra del Fuego en la materia ya que se ha conformado un grupo de glaciología “que realiza actividades y estudios conjuntamente con la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco y con el Grupo de Trabajo de Nieves y Hielos que pertenece al Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO”. Explicó las tareas efectuadas en materia de inventarios sobre la cantidad de glaciares existentes en Tierra del Fuego y el balance de masas (cuánta masa se altera en función de las características climáticas, año tras año), entre otras investigaciones coordinadas por la Dirección General de Recursos Hídricos de la Secretaría.


Ambos profesionales coincidieron en apoyar la ley vetada por el Ejecutivo y destacaron la necesidad de preservar los glaciares que representan cerca del 68% de las reservas de agua potable con las que cuenta la Argentina. Además, realizaron distintas observaciones a los diversos borradores existentes ya que varios artículos, según su entender, no son claros sobre las áreas a proteger y cómo se llevaría a cabo el control.


La ley 26.418 impulsada por la entonces Diputada Nacional Marta Maffei, prohibía que “en los hielos y en su entorno se realicen actividades que puedan afectar su condición natural o que impliquen su destrucción o -traslado o interfieran en su avance, como por ejemplo la exploración y explotación minera o petrolífera”.