·

El manejo de la Magistratura fueguina preocupa en el país

La Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) cuestionó crudamente los métodos de selección de los abogados que integran el Colegio de la Magistratura de Tierra del Fuego. Asegura que se viola flagrantemente la Constitución Provincial.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La elección de los dos abogados que representan a sus pares en el Consejo de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Magistratura se concretó en el marco de una serie de irregularidades y cruces entre los poderes Ejecutivo y Judicial. Finalmente Teresa Lopardi y José Paños resultaron designados por Ushuaia y Río Grande, respectivamente, aunque sus casos quedaron sumidos en un mar de irregularidades.

El proceso y su resultado fue ahora duramente cuestionado por la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) la que dejó sentada su postura de que en Tierra del Fuego se está violando la Constitución y los derechos de los profesionales de la Abogacía, precisamente en la integración y en el funcionamiento del máximo órgano de control de la Justicia en la provincia.

El lapidario análisis de la FACA fue difundido por la publicación oficial de la entidad en internet, “Diario Judicial”.

El siguiente es el texto de la nota.

La Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) mostró su preocupación por las irregularidades en la elección de los abogados que componen el Consejo de la Magistratura de la provincia. Desde la organización instaron a que se cumpla con la constitución provincial expresaron su repudio a “toda forma de deterioro del derecho exclusivo (y excluyente) de los abogados”.

En Tierra del Fuego, la selección de los dos representantes titulares y suplentes de los abogados ante el Consejo de la Magistratura de la provincia pone en alerta a la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA).

En este sentido, en el marco de la Junta de Gobierno que la FACA llevó adelante en Potrero de

los Funes, San Luis se expresó el “repudio a toda forma de deterioro del derecho exclusivo (y excluyente) de los abogados; ejercicio de la matrícula y de la profesión a elegir dos matriculados titulares y dos matriculados suplentes, en ejercicio de la matricula y de la profesión como representantes ante el Consejo de la Magistratura”.

Ello, porque desde los Colegios Públicos de Abogados de Ushuaia y Río Grande marcaron esa irregularidad en la elección de los abogados representantes en el Consejo. La Constitución de Tierra del Fuego que dichos representantes “serán elegidos exclusivamente y en representación de los abogados matriculados en los Colegios Públicos creados por la Ley 607, con ejercicio actual de dicha matrícula y la profesión de abogado”.

No obstante ello, en las jurisdicciones de Río Grande y Ushuaia, “se encuentran en trámite sendos procesos eleccionarios en los cuales el Poder Judicial de la Provincia ha resuelto la integración de los respectivos padrones incluyendo a los abogados integrantes del Poder Judicial”. Lo que termina siendo contrario a lo que establece la normativa fueguina.

Cabe recordar que desde fines del 2008 el Consejo de la Magistratura funciona con cinco de sus siete miembros a causa de las mencionadas actuaciones judiciales. El organismo decidió seguir funcionando e incluso avanzó, sin la presencia de los faltantes, en diversos concursos.

Ante esto, la junta de gobierno de la FACA instó a establecer el “cumplimiento del deber impuesto por el artículo 31 inc. f) de la ley 607 que no considerarán regularmente integrado al Consejo de la Magistratura de la Provincia de Tierra del Fuego, ni válidos los actos previstos en los artículos 161 y 162 de la Constitución Provincial, sin que se hayan incorporado a dicho órgano cuatro Abogados de la matrícula vigente expedida por los Colegios de Abogados de Ushuaia y Río Grande”. En este sentido el vicepresidente del Colegio de Abogados de Ushuaia, Luis Vidal Oliver dijo que “es muy importante llevar a cabo una reforma constitucional que les permita a los magistrados tener su propio representante en el Consejo de la Magistratura. No me parece un tema menor ya que de esa forma se garantiza una mejor designación de jueces y un mejor servicio de Justicia”.

(Fuente textual: Diario Judicial)