·

Con la lluvia las calles son intransitables

Como es de costumbre en Río Grande cuando llueve, las calles se inundan y se tornan intransitables. Obras Sanitarias asegura que “trabaja” para disminuir los problemas causados por la falta de desagües.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La falta de desagües y las calles mal pavimentadas han vuelto a ser la causa para que la ciudad se inunde apenas comienza a caer agua en cantidad importante.

Tres días lluviosos en que cayeron 18 mm. según el parte meteorológico, fueron suficientes para que algunos sectores se conviertan en lagunas con las correspondientes molestias y riesgos para peatones y automovilistas.

Este viejo problema sin solución sigue siendo una vieja deuda que tiene el Municipio para con los habitantes de la ciudad. Las excusas permanentes del Ejecutivo van postergando brindar una respuesta a los vecinos, mientras se sigue haciendo pavimento sin ejecutar los desagües correspondientes.

Frente a la gravedad de la ciudad, el director de Obras Sanitarias aseguró que “se ha puesto a todo el personal a trabajar” para paliar de algún modo la situación.

Lo cierto, no obstante, es que ningún trabajo de emeregencia podrá combatir la falta de redes de desagüe y la colmatación permanente de las cloacales por la falta de obras, una carencia que lleva más de doce años.