·

Loeb contra Ford y contra Grönholm en el Rally de Portugal

El francés Sébastien Loeb (Citroen C4), ganador de las tres primeras carreras del Mundial WRC 2009, se encontrará en el Rally de Portugal, que comienza el jueves, con sus rivales habituales de Ford y también con Marcus Grönholm, que sale excepcionalmente de su retirada

Para garantizar el interés de su rally, histórica manga del Mundial que sin embargo estuvo ausente de 2002 a 2006 y en 2008, los organizadores hicieron bien los deberes y lograron que se inscribieran 75 participantes, más que el total de los dos últimos rallies, Noruega y Chipre, juntos.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Con el apoyo de la Oficina de Turismo Portuguesa, Grönholm, de 41 años y campeón del mundo en 2000 y 2002, alquiló un Subaru Impreza que la escudería Prodrive ha reacondicionado por completo.

Además Petter Solberg seguirá haciendo buen papel con su Citroen Xsara, con el que fue tercero en Chipre, con lo que se reúnen todos los ingredientes en una gran edición de este rally, en el que Loeb sólo participó una vez, en 2007, y en el que, por supuesto, ganó.

«Es un rally realmente estupendo, que merece su lugar en el Mundial», resume el francés. «El público es muy numeroso y entiende de rallies. Siempre nos reciben muy bien, es agradable sentir que el rally cuenta para la gente y que la llegada del WRC es un gran acontecimiento», añade.

El Rally de Portugal tendrá la participación del Munchi’s World Rally Team con Federico Villagra en esta oportunidad navegado por José Díaz.

En el ámbito estrictamente deportivo, el pentacampeón del mundo pilotará un C4 dotado por primera vez de algunas evoluciones de 2009, a nivel del motor, de la caja de cambios y las suspensiones.

«Después de tres pruebas muy específicas (Irlanda, Noruega, Chipre), Portugal es el primer rally que se acerca más a los estándards del Mundial. Sabemos que un coche competitivo en Portugal también será temible en Argentina, Cerdeña y Grecia», añade el rey del WRC.

En cuanto a su habitual seguidor, Mikko Hirvonen, acaba de encadenar tres podios pero no ha perdido la moral y gozará también de una evolución en el motor de su Ford Focus.

«Confío mucho de cara a los próximos rallies, que van a tener lugar todos en tierra. La evolución del motor es un nuevo paso adelante, eso también ayudará. Habrá menos piedras que en Grecia pero la superficie será en cualquier caso muy abrasiva para los neumáticos, sobre todo si es en seco», dice.

Con 16 coches inscritos, incluidos ocho Ford Focus, seis Citroen y dos Subaru, Portugal cuenta con un elenco digno de las grandes horas del Mundial WRC.

Fuente: AFP