·

Chacra II, desbordada de basura

Un fin de semana sin recolección dejó el saldo esperable en el barrio más populoso de la ciudad. De nada valen los reclamos y pedidos de explicaciones de los vecinos. Nadie sale a dar la cara mientras la basura es dueña y señora del paisaje.


Hace muy pocos días el Concejo Deliberante de Río Grande sancionó el permiso para prorrogar el contrato irregular a través del cual la empresa Agrotécnica Fueguina viene explotando el servicio de recolección de residuos en la ciudad desde 1983.


La decisión del deliberativo significó en los hechos un pase en blanco para que el Ejecutivo Municipal y la empresa sigan manteniendo la relación perniciosa que, incluso, ha motivado un pedido de intervención de la Justicia que, sin embargo, nada ha hecho para dictaminar en la cuestión.


Semejante impunidad tiene sus consecuencias directas e inmediatas. La empresa abandonó aún más la prestación y las consecuencias las sufren estoicamente los vecinos, especialmente los de barrios más poblados.


El viernes pasado se comentó que la concesionara sólo tenía en funcionamiento un solo camión mientras otros afirmaban que este único móvil había salido de servicio y que el fin de semana no habría recolección.


Algo de ello habría, porque el temor tuvo su correlato en los hechos. Desde el viernes y hasta iniciado el lunes nadie vació los contenedores en Chacra II y Chacra IV y el panorama resultante queda claramente evidenciado en las fotos.


Los residuos desbordaron toda contención y las calles y veredas pasaron a ser una continuación de los viejos estancos que resultaron más que insuficientes para albergar tanta basura acumulada de 3 ó 4 días.


La situación empeora, los pagos a la empresa se siguen haciendo puntualmente y nadie se siente obligado a darles a los sufridos vecinos explicación alguna.


Lo más grave es que algunos funcionarios engordan sus discursos de campaña hablando de que habitamos en un “municipio saludable” y hasta se autoconceden premios en la materia.


¿Hasta cuándo?