·

La F1 puede perder 2 fechas históricas

El Gran Premio de Silverstone, donde se corrió la primera carrera de la historia, y el de Hockenheim corren riesgo de desaparecer, así como en 2009 ocurrió con el de Canadá

Una preocupante amenaza desayuna a la Fórmula Uno a dos semanas del inicio de la temporada 2009: tanto el Gran Premio de Silverstone, Inglaterra, como el de Hockenheim, Alemania, corren serios riesgos de desaparecer del calendario.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El anuncio, con tintes catastróficos, tiene un antecedente: en este 2009 ya no se verá un Gran Premio histórico como el de Canadá. La idea de Bernie Ecclestone es clara. Quiere renovar la categoría, con circuitos nuevos y olvidar las tradiciones (en Silverstone se corrió la primera carrera de Fórmula Uno, en 1955).

Así lo explicó: «Nos marchamos (de Silverstone) porque quiero que las instalaciones de todo el mundo mejoren. Y cuando llega gente nueva construyendo nuevos circuitos con los estándares que queremos, ¿cómo vamos a volver a Silverstone? Llegué a un acuerdo con ellos hace muchos años para darles el dinero suficiente para construir lo que queríamos. Y no lo hicieron».

«Creo que Bernie, como inglés de pura cepa, no quiere realmente que desaparezca el gran premio inglés», respondió el británico Jackie Stewart, histórica figura de la categoría. Y amenazó: «Creo que no tener un gran premio en Inglaterra sería algo muy negativo para él y para sus allegados».

Silverstone no es el único

Al Gran Premio de Alemania, que se disputa alternadamente en los circuitos de Hockenheim y Nurburgring, también parece haberle llegado la hora. Su futuro se decidirá la próxima semana.

«El 25 de marzo evaluaremos todas las propuestas y tomaremos una decisión acerca de si continuará la Fórmula 1 en Hockenheim», explicó el alcalde Dieter Gummer, en declaraciones que reproduce el sitio thef1.com.

El motivo, en este caso, radica en las pérdidas millonarias que genera para la ciudad cada vez que la prueba se disputa allí. Habrá que ver si Nurburgring resiste. Algo es claro: la F1 se renueva a cada paso y en su sentido más literal.