·

El campo se mostró muy cerca del gobierno fueguino

En la inauguración formal de la Exposición Rural en Río Grande hubo expresiones claras de apoyo entre Mariano Viaña y la gobernadora Ríos. Fue notoria la ausencia de dirigentes peronistas y un claro distanciamiento con funcionarios del municipio.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

En el marco de la severa crisis económica que afronta el país y a los conflictos del campo con el gobierno nacional, la Asociación Rural de Tierra del Fuego celebró su fiesta anual renovando sus reclamos, aunque mostrando una relación de mutuo apoyo con el gobierno fueguino, tal como había ocurrido un año atrás al iniciarse la gestión de Fabiana Ríos.

La inauguración oficial del encuentro de los ruralistas sufrió el vacío absoluto del resto de la clase política que prefirió no dejarse ver en los terrenos de la Oveja Negra este sábado, particularmente referentes del PJ que en otras ocasiones han sido infaltables cada año.

La apertura formal estuvo a cargo, en primer lugar, del presidente de la Asociación, Mariano Viaña, quien tuvo expresiones de claro acercamiento con el gobierno provincial, reiteró una serie de viejos pedidos del sector y puso un marcado énfasis en mostrar su enojo con las autoridades municipales, que limitaron la asistencia protocolar al mínimo posible.

Precisamente una de los grandes faltantes a la Feria fue el tradicional stand del Municipio de Río Grande que no participó de ninguna de las actividades programadas para el fin de semana.

Viaña tuvo expresiones de dramático reproche hacia el municipio en relación al flagelo de los perros cimarrones, por cuya proliferación los ruralistas llevan años reclamando ante funcionarios comunales.

El dirigente rural afirmó que los perros asilvestrados “Nos han diezmado nuestra majada y han sido el factor más limitante de la producción”. El exterminio de ovinos por el accionar de los perros salvajes “Trajo una caída sensible en nuestra rentabilidad, cada día más productores estamos dejando la producción”, deploró.

En cuanto a la actividad productiva, Viaña volvió a reclamar a los municipios cuando pidió “Promoción en la instalación de nuevas plantas de faena, a la vez que los municipios modernicen las existentes y que Tolhuin cristalice la eterna obra del matadero”.

En otro sentido, Viaña, en representación de los ruralistas, solicitó al gobierno provincial por la implementación de líneas de créditos “que faciliten la inversión y agilicen la comercialización”, como también “Que nos apoyen en las gestiones para lograr la reimplantación de los porcentajes de reembolsos por puertos patagónicos”.

Prometió, finalmente, continuar con los remates anuales de toros y vaquillonas como modo de promover el mejoramiento de la raza y un trabajo intenso de capacitación de los trabajadores rurales.

“No sabemos cuánto va a durar esta crisis pero sí estoy seguro, no vamos a aflojar”, alentó finalmente Viaña, poniendo un toque optimista a su alocución.