·

Finalmente, Gobierno prorrogó los PEL por un año más

Desde el Ministerio de trabajo confirmaron la novedad. Asimismo, hicieron hincapié en que se incorporarán los beneficiarios al sistema privado con un fuerte aporte del Estado provincial.

En ese sentido, Echazú expresó que el inconveniente para realizar esta medida es que “la coyuntura no es la mejor” ya que “hoy los empleados privados no están necesitando tomar personal, porque la crisis ha hecho bajar el nivel de ventas o de producción”.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El Ministro de Trabajo señaló que en la actualidad hay «aproximadamente 850 los beneficiarios del PEL”, con “cerca de 180 en Río Grande, 30 en Tolhuin y el resto en Ushuaia”.

Sin embargo, el funcionario anotó que “por lo menos ahora se están registrando más bajas que altas, porque se han detectado situaciones en las que realmente se daban abusos por parte de los beneficiarios”, como por ejemplo “que tenían al cónyuge trabajando en reparticiones públicas, y con sueldos superiores a los cinco mil pesos”.

“Estas son las cosas que hemos heredado de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Administración anterior”, denunció Echazú, quien anotó que “los PEL no se daban por un caso de necesidad del beneficiario, sino por una cuestión de razonamiento estrictamente político que nosotros estamos tratando de corregir”.

Asimismo, el funcionario comentó que la idea es “que los planes continúen, y por ello fue prorrogado por un año más; pero queremos que esa continuidad se dé para quienes realmente lo necesiten”.

“Lo importante es tener en claro que los PEL son para la gente que tiene una situación económica comprometida o difícil, y no ayudar a un amigo”, recalcó.

“Estrictamente con este criterio -avanzó- hay que analizar quienes realmente lo necesitan y quienes no, y los que lo necesitan tienen que seguir en este plan o en cualquier otro”, mientras que “los que no lo necesitan tendremos que bajarlos automáticamente”.

El titular de la cartera laboral explicó también que “el Estado no puede desentenderse del sector más desfavorecido de la sociedad, y creo que la Gobernadora en su mensaje del domingo fue muy clara cuando habló de la solidaridad”, pero lamentó que “no haya sido así como esto se ha manejado hasta ahora”.

Por otra parte, el funcionario comentó que se están dando altas de planes “en la medida que verificamos que tiene una situación de necesidad”, pero aclaró que “las personas que se incorporan van a tener un entrenamiento laboral real, mediante algún curso de capacitación o con la prestación de servicios en un medio privado que sea sin fines de lucro como una fundación o asociación civil”.

“Eso está previsto en el decreto que prorroga los PEL, que pueden prestar servicios a manera de capacitación”, dijo Echazú y agregó que siempre “con la intención de que la persona termine aprendiendo a realizar alguna tarea y que estas asociaciones terminen contratándolo como corresponde”.

Echazú explicó que el objetivo es que “los nuevos planes que se otorguen tengan un comienzo y un fin, de tres o seis meses, y punto”.

El funcionario reivindicó que “el Estado, bajo ningún punto de vista debe desentenderse del sector más desfavorecido de la comunidad”, y aseguró que “el Gobierno va a ayudar a la persona que está en estado de necesidad”.

Pero aclaró que el Estado no va a permitir que “presten ninguna clase de servicios en el Gobierno Provincial, porque la forma de ingreso no es previo paso por un PEL, ese es el concepto básico que hay que resaltar y dejarlo claro”.