·

Fabiana Ríos explicó su distanciamiento de Elisa Carrió

En una nota publicada por el Diario Perfil, la Gobernadora fueguina habló de todo tras el encuentro con el jefe de Gabinete, Sergio Massa.

Ríos aseguró que el año » viene complejo en el mundo, en el país y por supuesto en la provincia», y que Tierra del Fuego no está exenta a la crisis. La semana pasada, cientos de trabajadores se movilizaron en la ciudad de Río Grande en protesta a los despidos y denunciaron que la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (AFARTE) quiere echar al 50% del personal. También hubo escraches en la casa de la gobernadora quien admite que existe un clima de tensión social «con enorme preocupación, que tiene que ver con las fuentes laborales»< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

«La reunión más que demostrar una madurez política, demuestra la decisión de los responsables de los ejecutivos locales de no expresar en el discurso, sino en la acción, el trabajo conjunto en pos de la comunidad, la madurez política no se construye con discursos, sino con acciones que se desarrolla cotidianamente», disparó la gobernadora, que se sentó junto a intendentes opositores en el despacho de Massa para plantear los embates de la crisis.

-¿Es un ejemplo que tendría que seguir la Presidenta, el Vicepresidente y el Gabinete?

Mirá, yo no le digo a nadie lo que tiene que hacer, simplemente tratamos de hacer, con actores que facilitan el diálogo lo que uno tiene que hacer, no me pongo de ejemplo de nada, cuando veo una situación compleja trato de ver cómo lo resuelvo y nosotros vemos que la solución pasa por esta manera, por dialogar, por poner las cuestiones por delante, y que lo político partidario se diriman donde se tiene que dirimir…

Ríos prefiere ser cauta a la hora de verter críticas contra el Gobierno. Su provincia sufre un asfixio financiero y cualquier palabra que pueda caer mal en los oídos del matrimonio k puede perjudicar de forma directa a su provincia. Es por ello que ante el grabador se cuida de no repetir sus apreciaciones sobre el doble comando. “Los psicoanalistas dicen que cuando alguien invade es porque hay otro que se deja invadir», había dicho el año pasado en referencia a la influencia del ex presidente sobre su mujer. Hoy, hasta retacea las palabras para hablar de su vínculo con su madrina en la política nacional, Elisa Carrió, y Graciela Ocaña.

-¿Como está hoy su relación con Elisa Carrió?

-Muy bien- suelta lacónica.

-¿Hablan seguido?

-Con Carrió hablo cuando puedo. La gestión no deja mucho tiempo para hablar con nadie que tenga que ver con la gestión.

-¿Cómo ve a Graciela Ocaña dentro del gobierno?

-Con Graciela Ocaña la vinculación es de ministro de Salud a ministro de Salud, nunca tuve otra relación desde su gestión en el Gobierno. La veo en el Gobierno como una ministra que lleva muy bien sus funciones y que, en cualquier caso, sufre los avatares que sufrimos todos en la función pública- suelta mientras enciende un cigarrillo.

Fuente: Perfil