·

Con la esperanza bajo el brazo

Giuliana Yael Herrera llegó a su hogar, donde todos esperan el regreso de Sofía. La beba trajo a sus padres esperanzas renovadas y una sonrisa de amor después de mucho tiempo.

< ?xml:namespace prefix = o ns = «urn:schemas-microsoft-com:office:office» />

Después de un fin de semana bajo observación de los médicos, finalmente ayer por la mañana recibió el alta para irse a su casa Giuliana Yael Herrera, la esperada hermanita de Sofía.

La llegada al hogar paterno de la bebé nacida el viernes pasado trajo al hogar de los Herrera el primer milagro, el de renovar, reencender la esperanza de encontrar a Sofía, la hija de cuatro años de María Elena y Fabián, extraviada el 28 de setiembre pasado.

“Está muy bien de salud, ahora vamos a seguir controlándola en el hospital, estamos en casa y eso nos tiene muy felices”, confió a Radio Fueguina María Elena sin dejar un instante de acariciar a su bebé. “Vamos a poner todo nuestro empeño en cuidarla y criarla, mientras esperamos que llegue el momento en que nos reencontremos con Sofi”.

Giuliana presenta un perfecto estado de salud (pesó al nacer 3.310 gramos).aunque nació algo prematura. En casa tiene ya armado su moisés, en la misma habitación donde permanecen los juguetes y las pertenencias de Sofía, su hermana.

La bebé logró aliviar el peso de la angustia que sobrellevan sus padres desde el 28 de setiembre pasado “pero también nos ayudó a redoblar las esperanzas en un milagro, creo que en lugar de un pan trajo la esperanza bajo el brazo” se ilusiona Fabián, quien no deja de pedir al periodista que “le recuerden siempre a la gente que estamos buscando a Sofía, que nadie se olvide de Sofía”, implora.