·

Por las Fiestas, más controles de tránsito

La Dirección Provincial de Transporte informó que dicha área, junto a los municipios, incrementaron, desde la semana pasada, controles de tránsito y alcoholemia, los que se extenderán hasta el próximo 2 de Enero.

El Director Operativo de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Dirección Provincial de Transporte, Alberto Speranza, remarcó que dicha área, junto a los municipios de Río Grande y Ushuaia, incrementaron, desde la semana pasada, controles de tránsito y alcoholemia, los que se extenderán hasta el próximo 2 de enero.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

“Ya desde el pasado lunes se han incrementado los operativos, y esto abarca tanto a Río Grande como a Ushuaia, porque la idea de la Dirección General de Transporte es acompañar a los municipios en estos controles”, remarcó Speranza.

El funcionario recordó que, en el caso de Río Grande, la Dirección de Transporte cuenta con dos puestos fijos -uno en la Balanza sobre la Ruta 3 y otro en el puesto Menéndez al ingreso a la ciudad- “donde tenemos apostadas tres personas en cada uno de ellos durante el día, entre 8:00 a 22:00 horas, haciendo control de transportes”, destacando asimismo “la colaboración permanente que siempre tenemos de la Policía de la Provincia”.

Consultado sobre los índices que arrojaron en 2008 los controles de alcoholemia realizados desde la Dirección Provincial de Transporte, el funcionario detalló que entre el 1º de enero hasta el 12 de diciembre del corriente año, sobre un total de 1844 casos el 74 por ciento de los mismos dieron resultado negativo; el 10 por ciento no superó el 0,50 de alcohol en sangre permitido; mientras que un 14 por ciento dio resultados positivos.

Hasta el momento se realizaron 90 operativos, siendo la franja de hombres entre 19 y 35 años entre los que se detectaron los mayores casos de controles de alcoholemia positivos.

“La problemática ha disminuido en comparación con años anteriores, pero las dos ciudades cuentan con índices similares y a esto se suma que los municipios realizan muy buenos trabajos de concientización y dada la muy buena relación que existe trabajamos en forma mancomunada en este tema, se podría decir que la situación está bastante controlada, por lo que los accidentes de tránsito son menores”, agregó.

Speranza recordó que en 2009 desde la Dirección General está previsto sumar nuevos equipos de alcoholemia “y contar con algún vehículo más tanto en Ushuaia como en Río Grande”, destacando asimismo el dictado de cursos de capacitación y la entrega de indumentaria para el personal del área.