·

Conflicto en frontera: concejales llevaron sus quejas al Cónsul

Los ediles riograndenses se hicieron eco de los numerosos reclamos de turistas fueguinos que sufren el rigor de las nuevas disposiciones migratorias impuestas por Chile. Remarcan el hecho de que el paso por la frontera es forzado.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Ante el constante reclamo de los vecinos que cruzaron la frontera Chilena de San Sebastián el pasado fin de semana, los concejales riograndenses se reunieron con las autoridades diplomáticas chilenas destacadas en la ciudad y les solicitaron formalmente que se “arbitren los medios para descomprimir la situación”.

En horas de la mañana del lunes, el Cuerpo de Concejales en su conjunto se dirigieron hasta la sede del Consulado Chileno en la ciudad, para dialogar con el Cónsul del vecino país, a raíz de las diferentes inquietudes y quejas que manifestaron los vecinos de la ciudad que comenzaron últimamente su período vacacional y que ante la requisitoria de las autoridades chilenas debieron abonar multas desmedidas o tirar algunos alimentos que hasta hace un tiempo atrás se permitía llevar.

Ante la ausencia de la principal autoridad diplomática en la ciudad, el Cónsul Chileno, Roberto Pinilla, los ediles establecieron un dialogo cordial con la representante trasandina en la ciudad, la diplomática Ava Saldivia con quién dialogaron sobre la situación, a la vez que le solicitaron que interceda ante sus autoridades en Chile para descomprimir la situación.

Luego del encuentro, los concejales en su conjunto elevaron una misiva, al Consulado Chileno en la ciudad, para solicitar formalmente “como representantes de los vecinos de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Ciudad de Río Grande” que “intervengan ante las autoridades de la vecina República de Chile” para descomprimir la situación que se ha presentado.

En la nota dirigida al Consulado, los Ediles explican que “como es de conocimiento público que durante el mes de diciembre comienza el periodo vacacional de los habitantes de nuestra provincia de Tierra del Fuego A.E.I.A.S., y en tal sentido la gran mayoría lo hace vía terrestre, teniendo que circular a través del paso fronterizo San Sebastián y Monte Aymond, ingresando a la Provincia de Santa Cruz”.

Asimismo, los parlamentarios resaltan que la inquietud se canaliza, puesto que “muchos vecinos que han hecho su paso por la frontera han manifestado que en el control fronterizo de San Sebastián chileno las autoridades del SAG, han secuestrado y multado a los viajantes que llevan en el vehículo el tradicional mate y yerba; como así también en los casos que llevan sus mascotas se ha procedido en tal sentido con el alimento de las mismas”.

Por otra parte, desde el Concejo Deliberante, se apela a la ubicación geográfica de la Provincia puesto que “nos encontramos obligados a circular por este paso, es por ello, que solicitamos se tengan las consideraciones del caso con aquellos ciudadanos que circulan por la ruta Internacional, en tránsito hacia el Continente con destino a las distintas Provincias de nuestro País, ya sea para pasar las fiestas de Navidad y Año Nuevo con sus familiares o usufructuar su Licencia Anual, alimentado de esta manera los lazos de hermandad que nos une con la República de Chile”.

En la misiva los Concejales sostienen que “es por estas razones que hemos expuesto que le solicitamos vuestra intervención ya dicha disposición se ha comenzado a implementar a partir de este año, sin haber mediado información alguna al respecto”, remarcando que “es imprescindible poder contar con su acompañamiento para destrabar esta situación que hoy se presenta.

Finalmente, los Concejales en su conjunto decidieron emitir un mensaje a los vecinos de la ciudad de Río Grande, puesto que ante la situación que se ha presentado en la frontera y hasta tanto no se logre un acuerdo de partes, “le solicitamos a los vecinos que tengan a bien llevar los comestibles indispensables para el tránsito sobre el sector Chileno” a la vez que enfatizaron que “se informe a las autoridades del vecino país, los alimentos que se llevan a fin de evitar multas o el secuestro de este tipo de mercancías”.