·

La UAR, cerca de aceptar las contrataciones

Pese a que los dirigentes proclaman un acercamiento entre los polos opuestos, el rugby nacional no llegó a un consenso, entonces, esta tarde en la asamblea ordinaria de la UAR no se aprobará la reforma estatutaria en su integridad. Las diferencias entre el interior y Buenos Aires no se terminan de resolver, por eso la profesionalización de las estructuras internas continúa en suspenso.

Sin embargo, desde la conducción afirman que esta dilatada negociación no condicionará a los Pumas. Anteayer hubo un encuentro entre los responsables de la subcomisión de rugby profesional, sobre la cual el entrenador Santiago Phelan manifestó: «Fue una reunión operativa; de definiciones no hubo nada concreto porque todo está supeditado a lo que suceda en la asamblea». < ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El proyecto de selecciones es abarcativo, pues involucra a los conjuntos juveniles, al combinado de seven y la formación principal. Aunque el estatuto no sea actualizado, sí existiría coincidencia para acertar la creación de un plantel profesional, con contratación de jugadores. De darse este paso trascendental, el futuro de los Pumas se aclararía, pues ya está planeado poner en funcionamiento, en febrero, la actividad en los Centros de Alto Rendimiento, además de la elección de un grupo de 30 o 35 rugbiers para comenzar con el régimen profesional. Incluso, la asistencia económica de la International Board no estaría comprometida.

En el cónclave de presidentes de Uniones se tratará también el enroque de miembros del consejo directivo de la UAR; los cargos en los que habrá cambios son los siguientes: vicepresidente primero (después de seis años se va el tucumano José Taboada y lo sustituirá su coterráneo Luis Castillo), tesorero (deja su función Pablo Linares Luque), los cuatro primeros consejeros titulares y los cuatro primeros consejeros suplentes. Una vez oficializada su designación -el lunes último-, Castillo admitió: «Los dirigentes tenemos que cambiar la mentalidad y unirnos», admitió el representante de Tucumán Rugby Club.