·

Fueron designados los árbitros para el triangular final

Saúl Laverni, Héctor Baldassi y Sergio Pezzotta serán los árbitros del triangular que jugarán Boca Juniors, San Lorenzo y Tigre, entre el miércoles próximo y el martes 23, para definir el campeón del torneo Apertura. Laverni dirigirá el choque entre Tigre y San Lorenzo, Baldassi lo hará en el partido entre el "Ciclón" y Boca, mientras que Pezzotta hará lo propio con los "Xeneizes" y los de Victoria.

De acuerdo con las designaciones realizadas esta tarde en AFA, Laverni será el juez del partido entre Tigre y San Lorenzo del miércoles próximo a las 18.30, en cancha de Vélez Sarsfield.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El cordobés Baldassi, ausente en el tramo final del torneo por una lesión, será el árbitro del clásico entre San Lorenzo y Boca, el sábado a las 18.30 en el estadio de Racing Club.

Y finalmente, el rosarino Pezzotta controlará el partido final entre Boca y Tigre, que se jugará el martes 20 en Avellaneda a las 20.45 y no a las 21.30 como se había programado inicialmente.

Las designaciones del Colegio de Arbitros recibieron la aprobación de los dirigentes Juan Carlos Crespi (vicepresidente primero de Boca), Rafael Savino (presidente de San Lorenzo) y Alfreto Reta (vicepresidente primero de Tigre), que asistieron a la AFA.

«Estamos todos conformes, aceptamos las designaciones del Colegio y entendemos que si un árbitro se equivoca puede hacerlo para cualquier equipo», explicó Crespi.

Durante el Apertura, Boca le ganó a River Plate (1-0) con Baldassi y a San Lorenzo (1-0) con un arbitraje polémico de Pezzotta.

Laverni dirigió el clásico que San Lorenzo goleó por 4-1 a Huracán y arbitró dos veces a Tigre: 1-0 ante Independiente y 1-3 con Estudiantes de La Plata.

El único antecedente entre Pezzotta y Tigre en el Apertura fue la victoria sobre River Plate por 3-1.

En el plano organizativo, Boca y Tigre acordaron que no jugarán el tercer partido, como se informó anoche, en caso de que San Lorenzo se consagre campeón anticipadamente con dos triunfos.

Además, las tres instituciones pautaron que los gastos y la recaudación de cada partido serán compartidos en fracciones iguales.

En cancha de Vélez, Tigre ocupará el sector local y San Lorenzo el visitante, con 4.700 populares y 6.200 plateas para cada uno; mientras que en Racing, Boca ocupará el sector de la hinchada de Racing en ambos partidos.

Ocho mil generales y cuatro mil plateas serán las localidades disponibles para cada club en el Cilindro de Avellaneda, cuya gradas laterales bajas y altas no serán habilitadas.

Fuente: Telam