·

Llegó anoche a Tolhuin el auxilio de Nación

El secretario de Ambiente de Nación se reunió con integrantes del Comité de Crisis para evaluar los pasos a a seguir y la ayuda necesaria para combatir los incendios desatados el viernes. La Fuerza Aérea envió un Hércules con brigadas especiales.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La gobernadora Fabiana Ríos y el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Nación, Homero Bibiloni, tomaron contacto anoche con los integrantes del Comité de Crisis conformado para combatir los incendios registrados en la Provincia, y con los brigadistas que trabajan en los cinco focos de fuego existentes en la actualidad. Ambos funcionarios tranquilizaron a la población, al asegurar que “no corre riesgo la vida de las personas, ni sus propiedades”.

La mandataria fueguina y el funcionario nacional brindaron una conferencia de prensa en la Escuela N° 5 “José María Beauvoir”, de Tolhuin, junto al ingeniero forestal Néstor Urquía (director provincial de Fiscalización y Manejo del Fuego), Sergio Rusak (Coordinador General del Plan de Manejo del Fuego de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación), el subjefe de Policía provincial Herminio Soloaga y el director provincial de Defensa Civil, Rubén Zóffoli.

En tanto, la Fuerza Aérea Argentina trasladó anoche más de 40 brigadistas para combatir el fuego en la provincia de Tierra del Fuego, se informó oficialmente. Un avión Hércules C-130 partió de la ciudad de Río Gallegos, Santa Cruz, rumbo a Tierra del Fuego.

Además de los brigadistas, la Fuerza Aérea transportó cuatro mil kilogramos de equipos para combatir las llamas, indicó el vocero de prensa, vicecomodoro Fernando Rubio, en un comunicado.

Ayuda nacional

Tras observar que los focos de incendio registrados en Tolhuin desde el viernes “demandaron hasta el límite los recursos humanos y materiales disponibles en la Provincia”, Ríos anotó que “para dar respuestas al problema, declaramos la emergencia, de manera de conseguir resultados en el menor tiempo posible aunque sabiendo que la situación es delicada”.

“En el marco de esta emergencia también fue requerida, ayer sábado, la colaboración al Gobierno Nacional, cuyos funcionarios accionaron ese mismo día los dispositivos para que hoy esté presente en la Provincia el Secretario de Ambiente de la Nación, junto al responsable del Programa Manejo de Fuego, quienes están colaborando”, manifestó la titular del Ejecutivo provincial, quien destacó “la presencia, también, de brigadistas especializados en esta materia, para garantizar una pronta resolución y adecuada de este incendio, que es de una magnitud que no tienen antecedentes en la Tierra del Fuego”.

Tras destacar que “nosotros, antes de hablar con la Gobernadora ya estábamos monitoreando el tema”, Bibiloni señaló que “la decisión fue concurrir acá de manera inmediata y de manera solidaria, porque es política federal de la Secretaría”, para anotar que “la Presidente (Cristina Fernández) arbitró los medios para movilizarnos”.

En ese sentido dijo que “en virtud de que estamos en fin de semana, y de los problemas aéreos, hemos venido en avión de la Presidencia”, y aseguró que “de manera inmediata se dispuso el traslado en tiempo y forma a brigadistas de Santa Cruz y de El Bolsón, para poder conducir grupos. También trajimos equipamiento liviano”.

“En este momento ya han ido al lugar para hacer una evaluación in situ con la gente que tiene la primera visión física y ha sobrevolado la zona, y a partir de eso se va a ratificar lo que se está haciendo y reorganizar, pero esta es una cuestión estrictamente técnica de manejo sobre la situación”, amplió en funcionario nacional.

El funcionario explicó además que el uso de aviones hidrantes “está vinculado a una necesidad técnica y una oportunidad, porque la idea no es tener aviones parados en una pista para mostrarlos, sino que tiene que ver con la posibilidad de la eficacia en las acciones”, dijo.

“Si el lugar hace imposible el sobrevuelo porque no hay forma de dar vueltas no tiene sentido un hidrante, entonces eso se va a evaluar con toda prudencia, con toda seriedad para tratar de ser eficaces y eficientes en el uso de recursos que siempre son escasos en relación a los problemas”, amplió Bibiloni.