·

Escándalo en el Poli: Guillén eludió dar explicaciones en el Concejo

Funcionarios del Ejecutivo brindaron su versión ante los ediles, pero el máximo responsable del Polideportivo no concurrió a la cita. La policía denunció que en el lugar se vendía alcohol a menores y que hubo una pelea con heridos que el Municipio ocultó.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande – 03/12/08) Funcionarios del Ejecutivo Municipal concurrieron esta mañana al Concejo Deliberante a dar su versión acerca de los gravísimos hechos ocurridos en el Polideportivo Municipal el pasado 6 de noviembre y que fueron ocultados en el momento por el Municipio.

Según la denuncia oficial, hecha por un funcionario policial, en el lugar se organizó una fiesta nocturna en la que se cobraban entradas, durante la cual se observó la presencia de un número mayoritario de menores de edad que tenían acceso a la compra de bebidas alcohólicas. El informe policial refiere además a una pelea en la cual resultó herido un empleado municipal, hecho que no fue informado en su momento a los organismos competentes, como es obligación de los funcionarios.

< ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />La Sala de Comisiones del Concejo Deliberante, fue el escenario de la reunión en la cual los ediles escucharon la versión que sobre el gravísimo hecho brindaron un grupo de funcionarios del intendente Martín. Al encuentro, sin embargo, no concurrió el máximo responsable del Polideportivo, el gerente de Deportes Alfredo Guillén, En su lugar se hicieron presentes el secretario de Gobierno Pablo Blanco y el director de Inspección General Jaime alderete, quienes difirieron notoriamente de la versión policial, insistiendo en referirse a “una fiesta privada” a pesar de que el acceso a la misma estaba permitido al público, previo pago de una entrada.

El Director de Inspección General minimizó la denuncia del agente de la policía argumentando que en virtud de las normas en vigencia “está permitida la presencia de menores en espectáculos públicos y esta permitida la venta de alcohol pero lo que no está permitido que los menores consuman alcohol y en el informe no dice que haya menores (sic) consumiendo alcohol”.

Alderete también mencionó que en “el informe se mencionaba la presencia de bebidas en botellas de vidrio y eso tampoco está prohibido”.

Con relación a la pelea que supuestamente se había registrado en el lugar Alderete admitió que existió “y fue constatada por la policía”, sin embargo “fue afuera del salón, no tenía relación con el baile y se desarrolló en una oficina y actúo la policía, y posteriormente el evento se desarrolló con normalidad”.