·

Los Pumas se aseguraron ser cuarta cabeza para el Mundial de 2011

La selección Argentina de rugby conservó la cuarta plaza en la clasificación establecida por la Internacional Rugby Board, que determinará por primera vez la distribución de los equipos en los diferentes grupos en este sorteo.

La paliza de Nueva Zelanda a Inglaterra por 32—6 y la pobre victoria de Gales ante Australia por 21—18 garantizaron a Los Pumas la condición de ser cabeza de serie en el sorteo de la Copa del Mundo de Nueva Zelanda 2011, que se llevará a cabo este lunes en Londres.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Los Pumas conservaron la cuarta plaza en la clasificación establecida por la Internacional Rugby Board, que determinará por primera vez la distribución de los equipos en los diferentes grupos en este sorteo.

El elenco nacional iba a asegurarse ese privilegio si vencía a Irlanda en el pasado test match, pero la derrota sufrida lo obligó a depender de otros resultados, algo que finalmente favoreció a los dirigidos por Santiago Phelan.

Ser cabeza de serie permite a los argentinos evitar cruzarse en un mismo grupo a las principales potencias como Nueva Zelanda, Sudáfrica o Australia, que ocupan las tres primeras plazas de la clasificación IRB.

El arranque del ciclo de Phelan al frente del combinado nacional arrojó hasta el momento un balance negativo, con cinco derrotas (Escocia, Italia, Sudáfrica, Francia e Irlanda) y apenas dos victorias (Escocia e Italia).

Esto puso en jaque la excelente campaña en la última Copa de Mundo de Francia, donde el equipo finalizó tercero y, a pesar de varios resultados adversos, tanto Inglaterra como Gales no supieron aprovecharlo.

De esta manera, Los Pumas no jugarán el partido inaugural de un mundial, algo que hicieron en las últimas tres ediciones.

Esta buena noticia para el rugby nacional ahora debe ser aprovechada por la dirigencia para potenciar y despejar el camino hacia la profesionalización.