·

El negocio de las tierras complicó la sesión del Concejo

Como se preveía, naufragó el proyecto del ARI para expropiar tierras que serían entregadas a los usurpadores. Aprobaron, en cambio, la iniciativa martinista para licitar terrenos. De paso, el Concejo “intimó” al DEM para que reclame en la Justicia la deuda del gobierno provincial.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Río Grande, 20/11/08) – Este jueves, el Concejo Deliberante de Río Grande llevó a cabo < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Sesión Especial convocada mediante el Decreto 159/08 que contó, en el Orden del Día con diversos temas entre los cuales sobresalieron iniciativas referidas a la problemática de tierras y la Terminal de Ómnibus Municipal.

La Sesión, programada en principio, para las 14 horas recién comenzó cerca de las 17:30 horas debido a que vecinos que actualmente viven en los asentamientos se acercaron hasta el edificio legislativo para reclamar por la sanción de una norma que permita, al Municipio, expropiar las tierras que actualmente ocupan y que sintonizaba con la iniciativa promovida desde el bloque del ARI.

De esta manera los Concejales atendieron a los vecinos por más de dos horas y le explicaron la posición que tenían al respecto la mayoría de los Concejales sin embargo esto no conformó a los peticionantes que continuaron en el recinto de sesiones.

El debate fue presidido por el presidente del Concejo Deliberante Juan Pipo Rodríguez y contó con la presencia de los ediles José Ojeda; Gustavo Longhi; Miriam Boyadjian; Ariel Pagella; Raúl Moreira; y Marisa Montero.

En el marco de los proyectos que formaban parte del Orden del Día se analizó la propuesta del Ejecutivo para modificar la Ordenanza 2340 del 2006de la Junta Vecinal Barrio Reconquista; la iniciativa del ARI para “declarar de utilidad pública terrenos ubicados en los macizos 151, parcela 1 sección K; también la propuesta para prorrogar por un año el plazo para la aprobación de los Códigos dispuestos por la Carta Orgánica Municipal; se analizó la Cuenta General del Ejercicio Municipal 2007; se aprobó el Reglamento Interno y Estructura Orgánica del Tribunal de Cuentas Municipal; también la propuesta para “intimar al Municipio a iniciar acciones administrativas y judiciales por deudas provinciales; establecer los mecanismos de pagos de canon de uso de transporte de Media y Larga Distancia y la derogación de la Ordenanza 2543/08 referida al Transporte de Media y Larga Distancia.

Con relación a la iniciativa para modificar la Ordenanza 2340 del 2006 de la Junta Vecinal Barrio Reconquista el concejal José Ojeda explicó que estaba referida a la posibilidad de que en dicho barrio se construya, en el marco del Presupuesto Participativo, un gimnasio lo cual fue aprobado por unanimidad.

Acalorado debate

En cuanto a la propuesta del ARI para “declarar de utilidad pública los terrenos ubicados en los macizos 151, parcela 1 sección K” referida a los terrenos lindantes con los asentamientos de la Margen Sur y ante la decisión de la mayoría de enviar el proyecto a Comisión trazó una comparación con la propuesta surgida de un dictamen de comisión por la cual se intima al Ejecutivo a iniciar acciones administrativas y judiciales para reclamar al Gobierno el pago de la deuda existente con el Municipio para destinar, parte de esos recursos, a la compra y urbanización de tierras y consideró que “la solución no puede dilatarse ni llevarse al terreno de una discusión política e institucional, cuando se cuenta con fondos propios de disponibilidad inmediata para el ejercicio 2009”

En el mismo sentido reprochó que “los asentamientos existen y tenemos que encontrar una solución consensuada entre todos los actores. Desgraciadamente muchos se hicieron los distraídos cuando hace algunos años empezábamos a visualizar que la crisis habitacional se iba agravando” aunque destacó el trabajo que se ha hecho desde “este Concejo Deliberante” entendiendo que “trabajó mucho para encontrar las herramientas que evitaran la situación a la que llegamos hoy, pero no tuvimos el acompañamiento del Intendente Martín, quien es el principal responsable de esta crisis luego de nueve años de estar al frente del Municipio”.

Por lo cual instó a “superar la discusión de la ilegalidad como argumento y comenzar a atender a “vecinos que viven con nosotros, trabajan con nosotros, envían sus chicos a la escuela y tienen derecho a pagar por su terreno y a tributar como lo hacemos todos”.

Por su parte el concejal Ariel Pagella replicó los conceptos de su par y descalificó las acusaciones entendiendo que “la responsabilidad primaria de los representantes municipales es reclamar los recursos que le corresponden” tras lo cual aseguró que la propuesta consensuada por la mayoría busca “dar soluciones integrales y no a un solo sector” entendiendo que “para dar soluciones es necesario contar con los recursos” ya que “no se puede solucionar los problemas con buena onda o con ideas, hay que tener los recursos”, remarcó tras lo cual consideró que es necesario “contar con los fondos para realizar una urbanización similar a la que se hizo en Chacra XI, por parte del Municipio, dónde se otorgaron 800 soluciones habitacionales” por lo cual reprochó que “no es el Municipio el único responsable de la crisis habitacional” entendiendo que si la administración provincial “resuelve las viviendas de Chacra XIII; las viviendas sociales y el Plan arraigo un alto porcentaje del problema habitacional estaría resuelto”.

Finalmente la controversia se resolvió a favor del proyecto consensuado entre los bloques de la UCR; el PJ y el MoPoF en tanto que la propuesta del ARI fue remitida a las comisiones de Trabajo del Concejo Deliberante.

Los restantes temas fueron aprobados por los ediles aunque en el caso particular de el Reglamento Interno y Estructura Orgánica del Tribunal de Cuentas Municipal el bloque del ARI no acompañó porque, según argumentó la Concejal Marisa Montero “no se tomaron en cuenta las modificaciones que propusimos” entre las cuales mencionó el régimen de trabajo que tendrá el Tribunal de Cuentas Municipal que tiene similitud con el Poder Judicial con un período de Feria de 15 días en invierno y 45 en verano” entendiendo que esta situación “difiere de el régimen laboral del trabajador municipal”.

REPERCUSIONES

Luego de la Sesión, el Presidente del Concejo Deliberante, Juan “pipo” Rodríguez, realizó un análisis del dictamen de comisión que aprobaron la mayoría de los parlamentarios para otorgarle al Ejecutivo la facultad de utilizar la mayoría de los fondos de la deuda que mantiene el Gobierno Provincial con el Municipio para la compra de tierras e indicó que “lo fundamental de esta herramienta legislativa que hoy le damos al Ejecutivo Municipal, no pasa por otorgarle una facultad que ya tiene, que es la de intimar al Gobierno por los recursos que le son propios, sino que los principal es que hemos votado una Ordenanza que busca un principio de solución definitivo a la crisis habitacional de la ciudad”.

Rodríguez enfatizó que lo principal de la norma que tanta polémica ha generado y que se votó en el recinto, “es la posibilidad que le damos al Intendente, para que haga uso de los recursos que le adeuda la provincia, para la compra de tierras y su urbanización” remarcando que “en la misma establecemos que la compra se pueda realizar hasta en un plazo de 36 meses con lo cual, también le damos la facultad para que ya pueda iniciar los trámites para la apertura de licitaciones, compras o canjes de tierras, con un objetivo claro, la solución de la crisis habitacional”.

El presidente de la Institución fue muy claro e indicó que “he escuchado la postura del Concejal Gustavo Longhi, y coincido en que también se puedan destinar fondos del presupuesto 2009 para la compra o la urbanización de tierras, pero debe quedar claro que lo que hemos aprobado hoy es darle la facultad al Ejecutivo para la utilización de los fondos que se adeudan del 2008” remarcando que “ojala se puedan disponer de mayores fondos para la urbanización y la compra de tierras”.

Finalmente “pipo” Rodríguez sostuvo que “este proyecto no busca brindar una solución puntual a la problemática, por el contrario, se busca una solución integral a toda la crisis general que tenemos” sosteniendo que “ojala se puedan, a partir de esta norma beneficiar a la mayor cantidad de vecinos de la ciudad”.

La postura de Ojeda

Por su parte, el Concejal del Frente para la Victoria, José Ojeda, realizó un análisis sobre los diferentes proyectos de ordenanzas analizados durante la sesión a la vez que se refirió a los conflictivos asuntos que buscan una solución a la crisis habitacional que vive la ciudad, destacando que “habían varios asuntos y temas que debían ser analizados y debatidos dentro del recinto, porque sus problemáticas merecían un análisis urgente dentro de la institución”.

En este sentido, Ojeda sostuvo que “entre los asuntos que hemos debatido y aprobado debemos destacar la aprobación del estatuto interno del Tribunal de Cuentas Municipal, las tasas que regulan y ordenan todo lo referido a la Terminal de Ómnibus de la ciudad” a la vez que explicó que “también analizamos dentro del recinto un proyecto del ARI, que buscaba la expropiación del macizo 151 parcela 1 A, de la Margen Sur, el cual ha pasado a las diferentes comisiones para un análisis minucioso, mientras que si hemos aprobado un dictamen de comisión el cual contó con la mayoría de los Concejales y que busca la inversión del municipio para la compra y urbanización de terrenos que tienda a solucionar integralmente la crisis habitacional”.

Ojeda entendió que “a partir de aquí le hemos otorgado al Ejecutivo una importante herramienta legislativa, para que el Municipio pueda dotar de soluciones habitacionales a los vecinos de la ciudad, no sólo a quienes se encuentran en los asentamientos de la Margen Sur, sino que también a quienes se encuentran inscriptos en los listados de Tierras de la comuna de la ciudad” a la vez que remarcó que “para poder llevar adelante una política contundente de tierras en la ciudad lo hemos intimado al Ejecutivo a que reclame la deuda que mantiene el Gobierno Provincial para con la ciudad”.

El Concejal del Frente para la Victoria sostuvo que “nosotros consideramos que estos fondos deben ser destinados en su totalidad a la adquisición de tierras, ya que en la misma norma le ordenamos al Municipio que utilice 20 millones de pesos que adeuda actualmente el Gobierno para paliar la crisis habitacional en nuestra ciudad”.

“No faltarle el respeto a la gente”

Luego de la Sesión el concejal Ariel Pagella destacó el nivel de debate mantenido durante la misma “no solo entre los Concejales sino también con los vecinos” luego del cual “se aprobó el plan plurianual de adquisición de tierras” Pagella opinó queso bien había dos posturas muy diferencias “quedó claro que queremos priorizar la atención de los vecinos; los casos sociales; las familias”, sin embargo “no nos podemos olvidar de que existe un banco de tierras con un listado de gente que se ha anotado hace mucho tiempo y que esta esperando acceder a una solución definitiva”.

De esta manera consideró que esta perspectiva “debería ser el principio rector con el que nos debemos manejar para no faltarle el respeto a la gente” y reivindicó la decisión adoptada por la mayoría del Cuerpo entendiendo que “como Concejales debemos legislar para la mayoría y no para un solo sector y no podemos faltarle el respeto a la gente que desde hace esta inscripta” entendiendo, además que “se trata de los fondos que pertenecen a toda la ciudad y deben ser destinados a resolver la mayor parte del problema”.