·

Pasó a la Cámara de Apelaciones la causa por Sofía

El Juez de Instrucción Eduardo López elevó al Tribunal de alzada la apelación presentada por el abogado Guillermo Gowland. El representante de la familia reclama la detención de 5 personas, pretensión que fue denegada por el Juez.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El Juez de Instrucción Penal de Río Grande, Eduardo López, elevó a < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Cámara de Apelaciones el expediente que instruye por la desaparición de la pequeña Sofía Herrera, ocurrida el 28 de setiembre pasado.

La pequeña (que cumplió 3 años en abril pasado), se extravió cuando llegaba con su familia al camping John Goodall, situado a 55 kilómetros al sur de Río Grande. Desde entonces, el operativo montado para buscarla ha sido calificado como uno de los más completos en la historia de la Argentina, pero los resultados han sido nulos hasta la fecha.

El abogado Guillermo Gowland, representante de los padres de Sofía (que han sido admitidos como querellantes en la causa) después de revisar completo el expediente requirió al Juez Eduardo López que ordenara la inmediata detención de cinco personas que presume sospechosas del secuestro de la niña. Los involucrados son vecinos de una barriada humilde de Río Grande, casi todos ellos parientes entre sí y con algunos antecedentes penales, incluso por delito sexual contra un menor, en el caso de uno de ellos.

Ante el pedido de detención, el magistrado respondió negativamente, argumentando que, si bien se han comprobado contradicciones flagrantes entre los sospechados (que por ahora son considerados testigos en la causa), toda la requisa y la investigación que se ha ordenado referente a ellos han dado resultados negativos y no se han encontrado indicios firmes, suficientes para imputarlos.

El abogado de la querella recurrió en apelación esta semana el rechazo del Juez López, por lo que toda la causa debió ser girada a la Cámara de Apelaciones que integran los doctores Javier Muchnick y Omar Tabarez Guerrero. El expediente fue girado este viernes al Tribunal, por lo que la causa sufre una nueva interrupción, mientras se abre un compás de espera ante lo que puede ser un giro fundamental en la investigación.

Si la Cámara de Apelaciones revoca el rechazo y ordena la detención de los cinco sospechosos, deberán ser imputados uno por secuestro y los restantes por encubrimiento, lo que seria la primera imputación concreta en más de 50 días de investigación.