·

Comenzó el patrullaje antártico, en conjunto con Chile

Fuerzas combinadas de las Armadas de Argentina y Chile iniciaron la PANC (Patrulla Antártica Naval Combinada), tareas únicas en el mundo, que se realizan desde hace 11 temporadas. Se extenderá hasta el 15 de marzo.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

(Ushuaia – 13/11/08) – Este sábado las Armadas de Argentina y Chile comenzarón la 11ra. temporada de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC), único servicio de patrullaje regular del mundo en la región antártica, informaron fuentes del arma nacional.

Se trata de tareas de patrullaje en las que se turna un buque argentino con otro chileno, con la misión de asistir a barcos científicos o turísticos que a partir de esta época protagonizan un intenso movimiento en los helados mares del polo.

La temporada pasada (2007-2008) la PANC cobró notoriedad al auxiliar a los cerca de 160 personas del crucero “Explorer”, que naufragó el 22 de noviembre cerca de las islas Shetland del Sur y cuyos tripulantes y pasajeros fueron trasladados ilesos a la base chilena antártica Frei, para luego evacuarlos a Punta Arenas.

El comandante del Area Naval Austral con asiento en Ushuaia, contraalmirante Daniel Martin, explicó a Télam que “después de diez ejercicios combinados y al notar que en los últimos años la temporada de buques de pasajeros se amplió, ambos países decidieron extender la PANC”.

Dijo que desde que se puso en práctica la patrulla comenzó a fines de noviembre y se extendió hasta fines de febrero, pero desde este sábado agregará 15 días este mes y otros 15 en marzo.

La PANC tiene cuatro fases, de aproximadamente un mes cada una. Este fin de semana comenzará el buque chileno ‘Lautaro’, que ya zarpó hacia la Antártida, y será asistido desde Ushuaia por el aviso argentino ‘Suboficial Castillo’, que ahora está navegando en el Canal de Beagle. Después cambian los roles”, describió.

Dijo que entre ambas embarcaciones –avisos de pequeño porte- hay aproximadamente 120 efectivos que realizan toda la temporada de patrullaje, que son las tripulaciones habituales de los buques más un refuerzo específico para esta misión.

“Patrullan por toda la región, con mayor rigor en la zona de la península antártica, donde se concentra una mayor carga de barcos científicos y turísticos. Los apoyan en su navegación y si ocurriera un accidente o tuviesen un problema, inmediatamemnte se hacen presentes en el lugar para auxiliar”, agregó.

Indicó que de acuerdo a lo convenido en el Tratado Antártico Internacional Argentina comparte la responsabilidad primaria de búsquda y rescate con Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia, pero destacó que la PANC “es la única patrulla permanente que existe en la Antártida”. Su área de interés alcanza incluso hasta el paralelo 90º, que es el Polo Sur.

Además del patrullaje los buques de la PANC prestan apoyo a las bases de sus países en forma independiente.

La asistencia de estas patrullas ofrece información exacta del clima, las mareas y los reportes de témpanos, y reúne y difunde los datos completos de los buques que están circulando en la región, de manera de hacer más efectivos eventuales rescates.

Mientras por parte de Argentina el operativo está en manos del Area Naval Austral (ANAU), la contraparte chilena es la Tercera Zona Naval (TERZONA).

Las autoridades de ambos organismos se reunieron semanas atrás en Punta Arenas, para coordinar las acciones de la PANC, y entre otras cuestiones acordaron extenderla un mes.