·

Fiesta demócrata: Obama, nuevo presidente de EEUU

Barack Obama venció al Demócrata John Mc Cain y se convirtió en el primer presidente negro de los Estados Unidos. Asumirá el 20 de enero sucediendo a George Bush. Enfrenta la mayor crisis económica que ha conocido el país del norte.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Barack Obama ganó las elecciones en Estados Unidos y se convirtió en el primer presidente negro de la historia del país, según proyecciones en base a cifras oficiales.

Escrutado el 53% de los votos, y en virtud de triunfos en estados clave como Ohio, Iowa y el bastión republicano de Virginia, Obama sumaba 297 electores, 27 más que los necesarios para ganar < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Casa Blanca, según proyecciones de la cadena CNN.

En medio de una expectación mundial, los estadounidenses han aceptado el reto del cambio propuesto por el candidato demócrata a la Casa Blanca al otorgarle una clara victoria en las elecciones celebradas este histórico martes, 4 de noviembre, en Estados Unidos, lo que le convierte en el primer presidente negro de la historia de este país. Poco ha podido hacer su rival republicano, John McCain, frente al entusiasmo generado por el mensaje de esperanza lanzado por el candidato demócrata durante su campaña, una de las más brillantes que se recuerdan.

En el triunfo de Barak Obama ha tenido mucho que ver su victoria en tres Estados decisivos, Pensilvania, Ohio y California, que aportan 21, 20 y 55 votos, respectivamente, y que siempre han sido determinantes en la historia de este país junto a Florida. El candidato demócrata ha vencido también en Virginia, que tiene 13 votos, tras un recuento de infarto en el que nadie se ha atrevido a dar un seguro ganador hasta bien avanzado el escrutinio. En Florida, con 27 votos en disputa, los candidatos van casi empatados en los sondeos y todo sigue en el aire.

Otra de las claves del triunfo de Obama ha residido en el apoyo conseguido en los grandes Estados del este del país, como Maine, Vermont, Massachusetts, Connecticut, Delaware, Maryland, New Hampshire, Nueva Jersey, Pensilvania y Nueva York, además del Distrito de Columbia, que acoge a la capital del país, Washington, y el Estado de Illinois, por donde es senador.

Mientras, el republicano John McCain ha mantenido la esperanza durante buena parte de la noche electoral con importantes victorias en el sur, como Tennessee, Alabama, Arkansas, Carolina del Sur, Georgia y Tejas, lo que no ha sido suficiente para lograr la victoria global, sobre todo después de perder Pensilvania y Ohio.