·

Semáforos que no andan: Échele la culpa al viento

Desde hace algunos días y en coincidencia con los fuertes vientos, varios semáforos de la ciudad se encuentran fuera de servicio. Por ahora, el municipio no se hace cargo de repararlos y ya hubo accidentes.

El miércoles comenzó el temporal de viento que azota a Río Grande y casi de inmediato, varios semáforos de la ciudad dejaron de funcionar con el consabido trastorno que ello genera.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

A pesar de que ya pasaron varios días desde la rotura de esas unidades, el municipio aun no se decidió repararlos y la falta de interés ante este problema no hace más que complicar la circulación de los vehículos en la ciudad.

Esta situación ya tuvo su colorario en un grave accidente ocurrido el sábado por la mañana cuando dos vehículos cruzaron la intersección de San Martín y Rivadavia, choque que terminó con uno de los conductores traslado al hospital local.