·

La vuelta de la democracia cumple 25 años

El 30 de octubre de 1983 los argentinos pudieron volver a expresar su voluntad en las urnas después de siete años de la más criminal dictadura militar. El líder radical Raúl Alfonsín, elegido por casi 8 millones para conducir esa crucial etapa.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Las elecciones celebradas ese día de hace un cuarto de siglo atrás adquirieron una particular relevancia no sólo porque significaron el retorno a la democracia, sino también porque implicó la recuperación de la vigencia de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Constitución Nacional.

«Para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino», repetía por aquellos días el líder radical Raúl Alfonsín, quien, con la Carta Magna como principal estandarte, fue elegido por casi 8 millones de argentinos para conducir esa crucial etapa.

En los comicios del 30 de octubre de 1983, el radicalismo, con el 51,74 por ciento de los votos, logró imponerse sobre el peronismo, que cosechó el 40,15 por ciento de las voluntades.

Así, con estas elecciones y con la recuperación del vapuleado sistema democrático, se cerraba una perversa etapa de la historia argentina abierta en 1930, en la que alternaron recurrentemente gobiernos elegidos por el pueblo y dictaduras militares.

Por ese motivo, las palabras del Preámbulo de la Constitución Nacional, repetidas hasta el cansancio por Alfonsín durante su campaña, calaron hondo en millones de argentinos que depositaron allí su esperanza de volver a vivir en un país democrático.

Organizado por la Juventud Radical, la histórica jornada del 30 de octubre de 1983 será recordada a partir de las 18 por los boina blanca con un acto en el Luna Park, que tendrá como homenajeado y principal protagonista al ex presidente Raúl Alfonsín.

(Télam)