·

Caso Sofía: Por un vidente, cierran caminos en Catamarca

Una fiscal de Catamarca ordenó realizar controles camineros en la provincia, donde un vidente sostiene que está la nena de 3 años desaparecida hace casi un mes.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El conocido vidente Cirilo Herrera afirmó que Sofía Yazmín Herrera «está en Catamarca», por lo que la fiscal de Instrucción 3, Patricia Olmi, ordenó el «estricto control en puestos camineros y salidas provinciales ante la presunción que la niña puede estar en la juridicción».

Tras el exhorto librado este domingo se reforzaron todos los puestos camineros, con operativos «sorpresa» en rutas provinciales y nacionales.

Las autoridades dispusieron mayor presencia policial en los puestos El Pantanillo, de la capital, y en El Portezuelo, Chumbicha y Santa Martín.

La nena desapareció el 28 de septiembre pasado en el camping John Goodall, a unos < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />60 kilómetros de Río Grande, mientras sus padres buscaban un lugar para instalarse.

Un niño de 6 años, hijo de una pareja que acompañaba a la familia en ese día de camping, dijo haber visto a un hombre con un perro que se llevó a Sofía en un auto gris.

En tanto, Herrera, quien practica la radiestesia -adivinación mediante un péndulo, en este caso sobre un mapa-, dijo que Sofía «se encuentra secuestrada y en cautiverio en Catamarca» y que «fue raptada y trasladada en un automóvil Fiat color rojo hasta esta provincia, donde permanece cautiva, aunque con vida».

«Hice la prueba delante de varias personas y periodistas, donde el péndulo se volvió loco sobre San Fernando del Valle de Catamarca, y es allí donde está, cerca de la Plaza 25 de Mayo y no me caben dudas», afirmó el radiestesista, oriundo de Salta, al diario El Tribuno, de esa provincia.

El identikit

El vocero oficial de la investigación, Luis Amarfil, dijo a Télam que a partir del identikit difundido el jueves pasado recibieron «numerosos llamados, bastantes racionales por su número -una treintena en las primeras 24 horas-, lo que indica un manejo responsable» de la población.

«De no ser así, nos hubiesen bombardeado con llamadas», expuso el prosecretario del Juzgado de Instrucción 1 de Río Grande, a cargo del juez Eduardo López, quien lleva la causa y lo designó como único vocero autorizado para hablar del caso.

Pese al “retrato hablado”, que fue precedido por decenas de rastrillajes, allanamientos, controles y una recompensa que llega a los 160.000 pesos, hasta ahora «ha resultado negativo todo intento de encontrar a Sofía», señaló.

Otra fuente vinculada a la causa a Télam dijo que han recibido «muchos llamados de personas que dicen tener visiones o soñar con la nena, y siempre que es posible esas líneas son investigadas, aunque algunas no parezcan serias».

«Hay quienes dicen, por ejemplo: Sofía está en el campo, hay una casa blanca, y eso es muy genérico. Otros aportan datos más concretos y, en ese caso, se investiga», explicó y agregó que varios coinciden que cerca del lugar donde está «hay agua».

Consultado al respecto, Amarfil aseguró que han buscado en los cursos de agua -tipo chorrillo, de escasos caudal y profundidad- y que descartan que sea el mar, donde también buscaron, pues aunque está cercano al camping -unos 200 metros- no creen posible que la nena haya cruzado la ruta para llegar hasta allí.

La hipótesis del extravío sigue vigente aunque la más fuerte es que «alguien se la llevó», en tanto las expectativas están puestas ahora en lograr imágenes satelitales del lugar el día que desapareció la nena.

«Hay muchos satélites internacionales y las imágenes tienen la precisión de una foto tomada a 10 metros, por eso se pidió al Ministerio del Interior que gestione ante esas empresas para ver si las tienen», indicó Amarfil.