·

Campanas y cacerolas clamaron por Sofía

Un cacerolazo y una marcha por la ciudad se constituyó en el nuevo reclamo de Justicia, a dos semanas de la desaparición de Sofía Herrera. La falta de resultados preocupa y angustia a la familia, mientras se acentúa la sensación de inseguridad.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Un nutrido grupo de manifestantes acompañó esta mañana en Río Grande la protesta al cumplirse dos semanas de la desaparición de Sofía Herrera.

La pequeña se extravió el domingo 28 de setiembre mientras se encontraba con su familia en el camping John Goodall, a sesenta kilómetros de Río Grande y nada se ha sabido de ella pese al intenso rastreo llevado a cabo en estos 14 días.

El reclamo se concentró en la esquina de San Martín y Belgrano donde unas 200 personas batieron cacerolas mientras se dejaba oír el tañido de la campana ubicada en las proximidades.

Después del largo cacerolazo, la comitiva se desplazó por las calles céntricas de la ciudad, iniciando una recorrida que se efectuó frente al domicilio del Intendente Municipal, < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Gobernadora, la Jefatura de Policía y la sede de Gendarmería Nacional.

En esta última dependencia, quienes encabezaban la marcha pidieron hablar con el jefe de la repartición “para preguntarle por qué se demoró tanto en cerrar la frontera” (por donde se supone pudo haber sido sacada hacia Chile la niña) pero las autoridades de la Fuerza se negaron a atenderlos.

Pocos minutos después, y engrosada por mucha gente que fue adhiriendo a la marcha durante su recorrida, la comitiva de familiares y adherentes al pedido de Justicia para Sofía volvió a la esquina de donde partieron, donde se escuchó la voz de reclamo de Rubén Rosales, un vecino de la familia que hizo un encendido reclamo a la falta de compromiso de la que acusa a las autoridades.

Mientras la ausencia total de funcionarios se hace notar, crece ante la falta d respuesta una sensación de inseguridad y de impunidad, que hizo comprensible la aparición de nuevos carteles y pancartas recordando los casos impunes de Vouillez, Bracco y Agustina Varela.

Escuchar Audio