·

Aclaran que no hay impùtados en la causa por Sofía

La Justicia investiga a una serie de sujetos con antecedentes en delitos contra la integridad sexual. El abogado de uno de ellos aclaró su situación, en tanto desde la Justicia se aseguró que no hay indagados ni imputados en la causa.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El Prosecretario del Juzgado de Instrucción Nro. 1 de Río Grande, Luis Amarfil, aclaró hoy que no existen imputados ni detenidos en la causa judicial iniciada por la desaparición de Sofía Herrera, ocurrida el 26 de setiembre pasado.

El funcionario desmintió de tal modo algunas publicaciones periodísticas en tal sentido, advirtiendo además que no se han efectuado declaraciones indagatorias en ningún caso, agregando que no existen imputados en la causa, conforme a las previsiones del artículo 308 del Código Procesal.

Amarfil -único vocero oficial del caso- confirmó a Télam la remoción ordenada ayer, aunque no aportó más detalles de los procedimientos ni certezas sobre el vínculo que tiene con la investigación el hombre investigado.

«El doctor López dispuso la revisación de un sector cercano al camping y algunas excavaciones, en busca de efectos relacionados con la investigación» dijo.

Según la información cierta que se maneja, en el marco de la investigación ha sido revisada cuidadosamente la situación de una serie de individuos con antecedentes en delitos sexuales, radicados en la provincia. El Juez Eduardo Lopez, que investiga la desaparición de la pequeña Sofía Yasmín Herrera, ordenó realizar durante varias jornadas una completa remoción de tierra en un sitio en donde acampó un hombre que estuvo preso condenado por abuso a una menor.

Los investigadores fueguinos descubrieron que el mismo fin de semana de la desaparición de la nena acampó a unos dos kilómetros al sur del camping donde intentó instalarse la familia Juan Pérez Aguilar, quien en 2005 fue condenado y cumplió el castigo por una exhibición obscena ante una menor.

Incluso las fuentes de la investigación señalaron que Pérez Aguilar acampaba en el lugar con un amigo que tiene un perro boxer y un Fiat Palio rojo, dos elementos volcados en la causa por un niño de seis años y el padre de Sofía, respectivamente.

Por ello el juez Eduardo López dispuso que se realice una intensiva remoción del terreno en donde acampó este hombre -en la zona del arroyo Los Patos- y los alrededores, además del seguimiento con perros adiestrados de los lugares por donde se movió.

En ese procedimiento, al igual que en otro similar repetido hoy, el magistrado dispuso que en todo momento lo acompañara Pérez Aguilar, a quien interrogó en forma incesante.

Asimismo dispuso un allanamiento en la vivienda y el comercio del hombre, procedimientos -remoción incluida- en los que no habrían surgido pistas fuertes para la investigación.

Aclaró que los elementos buscados «no se vinculan directamente con Sofía ni con sus familiares» y pese a que no habrían surgido pistas firmes destacó que «siempre es importante la búsqueda de efectos para confirmar o descartar hipótesis».

El abogado Alejandro de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Riva, defensor de Pérez Aguilar, señaló a Télam que su cliente «tuvo la desgracia de acampar justo ahí con su antecedente y cayó en la serie de allanamientos que hicieron al voleo entre personas con estos antecedentes».

«El juez López hace bien al disponer allanamientos en domicilios de personas con antecedentes de delitos sexuales, porque en estos casos hay que actuar al voleo también. Incluso entraron a las casas con los perros. Pero no obtuvieron nada», afirmó el letrado.

Dijo que Pérez Aguilar «no tenía méritos para recibir esa condena» por lo que recurrieron en casación a instancias siguientes, pero el Superior Tribunal de Justicia «confirmó el fallo, porque es chileno y pobre, y siempre viene bien condenar a alguien así».

«De todos modos ya cumplió con la justicia y eso fue hace mucho. Ahora tiene seis hijos, es muy trabajador y de honestidad comprobable, y su familia lo defiende», agregó.

Por otra parte Amarfil agregó que hoy también se realizó una «constatación domiciliaria en la casa de la menor, para buscar efectos que puedan tener relación con la causa y que ayuden en la búsqueda».

(Redacción, con información de Télam)