·

Siguen en Buenos Aires la pista de los celulares

Los mensajes de texto que llegaron al celular de la madre de Sofía motivaron el secuestro de tres celulares en Formosa. Pero creen que podrían haber clonado la línea y han dirigido la investigación hacia Buenos Aires, informa hoy Télam.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Formosa, 7 de octubre (Télam).- Varios celulares secuestrados hoy durante un allanamiento en la ciudad formoseña de Clorinda serían clonados y no los usados para enviar mensajes a la familia de la nena desaparecida en Tierra del Fuego, por lo que investigan ahora si las comunicaciones se realizaron desde Buenos Aires.

Personal de Investigaciones de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Policía formoseña secuestró hoy tres celulares de una familia oriunda de la ciudad fronteriza de Clorinda, con los cuales suponían que se habrían enviado mensajes a la madre de Sofía Herrera, la nena desaparecida de un camping cercano a Río Grande el domingo 28 de septiembre.

El comisario Carlos Sayas, a cargo del procedimiento, confirmó a Télam la realización del allanamiento, «por disposición del juez de instrucción Santos Garzón», a partir de un exhorto librado por el magistrado fueguino Eduadrdo Lopez que investiga el caso.

Losmóviles «presumiblemente» clonados fueron secuestrados de una vivienda de Clorinda, pero no serían los utilizados para mandar mensajes de texto (foto) a la madre de Sofía.

La pequeña de tres años desapareció de la vista de sus padres en el camping John Goodall -ubicado a 60 kilómetros de la ciudad de Río Grande- el domingo 28 de septiembre alrededor del mediodía, y pese al enorme operativo de búsqueda desplegado por fuerzas provinciales y federales aún no hallaron rastros.

La semana pasada María Elena Delgado -madre de la chiquita desaparecida- dijo a Télam que había recibido dos mensajes de texto en su celular, uno solicitando una suma de 50.000 pesos y el otro diciendo que Sofía estaba bien.

El número remitente era el (03718) 15615706, de Clorinda, Formosa, lo que orientó a la investigación hacia esa localidad. El primer mensaje decía textualmente «no keremos 30000, keremos 50000», tal vez en referencia a la primera recompensa ofrecida en el caso por el gobierno de Tierra del Fuego, a cambio de datos que permitiesen hallar a Sofía.

El mensaje siguiente señalaba, también en forma textual: «su hija c encuentra bien, no c preocupe».

El comisario Carlos Sayas -que realizó el allanamiento en Clorinda- confirmó a Télam la incautación de los celulares, pero otras fuentes policiales de esa provincia indicaron que entre los aparatos secuestrados no estaría el usado para enviar los mensajes investigados.

Los pesquisas creen que los mensajes fueron enviados desde un celular con el chip «clonado», probablemente desde Buenos Aires, por lo que están realizando otras pericias telefónicas.

El número en cuestión pertenece a Carlos Zacarías, dueño de una panadería en Clorinda, quien manifestó a Télam su sorpresa por el operativo realizado en la casa en la que vive con su familia.

«No tengo nada que ver con ese caso. Todo lo que sabíamos, lo vimos por televisión», afirmó, y dijo que los aparatos secuestrados le pertenecen a él, a su hermana y a un empleado.

«Me dijeron que el teléfono podría haber sido clonado», agregó. El prosecretario del juzgado de instrucción 1 de Río Grande, Luis Alberto Amarfil, dijo a Télam que además de los secuestros en la localidad formoseña se realizó otro procedimiento en Chaco y ocho allanamientos en las ciudades de Río Grande y Ushuaia.

Excusándose en el secreto de sumario, Amarfil evitó dar detalles de los procedimientos aunque expresó «absoluta esperanza» en la marcha de la investigación: «Trabaja en el caso un equipo formidable y nada es improvisado», aseguró.

«No trascienden las medidas -explicó- porque la prioridad es encontrar a Sofía y cualquier desliz en esto puede frustrar la búsqueda».

Tampoco quiso explayarse sobre un video aportado por una mujer, en el que según trascendidos se ve al Gol gris y a un hombre con un perro, coincidente con el testimonio de uno de los chicos que fue al camping con la familia Herrera y que aseguró haber visto a alguien así llevándose a Sofía.

Por otra parte, dijo que pese a que trabajan sobre elementos concretos «aún no hay detenidos, ni imputados ni pedidos captura».

En Río Grande este martes volvieron a organizar una marcha por la ciudad y generó polémica la iniciativa de la junta vecinal del barrio Reconquista, que proponía que los propios vecinos de los barrios del área revisen casa por casa en busca de Sofía.

(Télam)