·

Sin controles, volvió a cambiar la calle Pellegrini

El municipio dispuso volver a la doble mano en la conflictiva arteria, medida que rige desde hoy. En su primer día, no hay inspectores para ayudar a los desprevenidos conductores y muchos estacionan en contramano.

Desde la mañana del lunes comenzó a regir el centésimo cambio que < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Municipalidad intenta para resolver los problemas que se generan en la calle Pellegrini.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Intentando responder a reclamos de los comerciantes del sector, el municipio impuso otra vez doble mano en un tramo de la arteria, desde Borges hasta Berta Weber, creando sobre la última cuadra (frente a la clínica) un cuello de botella más que propicio para los accidentes.

Vehículos estacionados en contramano, conatos de encontronazos de frente y mucha gente sorprendida era el panorama en la zona, mientras la prometida vigilancia de los inspectores municipales brilla por su total ausencia.