·

En medio de un profundo hermetismo, incrementan las tareas investigativas

La Justicia puso prácticamente toda su estructura al servicio de la causa judicial por la desaparición de Sofía Herrera. Se refuerza el control de vehículos y se producirían nuevos allanamientos en las próximas horas.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La investigación por la desaparición de Sofía Herrera se encuentra sumida en un profundo hermetismo, sin que trascienda información fiable de ningún carácter en torno a las tareas búsqueda de la menor perdida y sus posibles raptores.

Sofía, de 3 años de edad, desapareció el domingo pasado al mediodía cuando se encontraba acompañada de sus padres y una familia amiga, quienes se aprestaban a pasar un día de camping en el solar ubicado a < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />60 km al sur de Río Grande. Su caso -que es el primero con sus características que registra la historia policial de la provincia- ha sumido en la angustia a la comunidad y ha despertado un especial interés y preocupación en toda la Argentina y zonas limítrofes.

El misterio en que las fuerzas de Seguridad y los funcionarios judiciales se mueven –y la negativa de suministrar información certera a la prensa- ha sido impuesto como un modo de no entorpecer la investigación, pero también ha permitido el constante surgimiento de versiones falaces y rumores delirantes de la más variada especie.

Esta tarde, una antojadiza versión periodística sugirió la posibilidad de que la nena hubiera sido vista en la localidad chilena de Puerto Porvenir, pero la especie fue desmentida de inmediato desde todos los ámbitos.

En ese marco, el Juzgado de Instrucción que lleva la causa convocó hoy a una breve conferencia de prensa donde se ratificó la imposición de secreto de sumario y se estableció por primera vez una línea directa con el periodismo “para evitar perturbar las acciones de los que llevan adelante el tema”, según explicó el prosecretario Luis Alberto Amarfil.

“Se está buscando en toda la provincia”, en tanto “se van a agotar todas las vías investigativas, hay una amplia disposición de materiales humanos y técnicos”, expresó el funcionario judicial.

Por otra parte, el Superior Tribunal de Justicia resolvió poner a disposición del Juzgado actuante todos los recursos disponibles para el cometido. Se afectan a las tareas que disponga el Juez de Instrucción Eduardo López los recursos humanos disponibles en el Poder Judicial, incluso los pertenecientes al Distrito Judicial Sur que no se hallen de turno. Se autorizó, además, la instalación de siete líneas telefónicas específicas para uso del Juzgado respecto de la investigación.

Mientras tanto, el ministerio de Gobierno destacó que se refuerza el control de vehículos en toda la provincia, en base a datos proporcionados por quienes acompañaban a Sofía en el momento de su desaparición. Los controles y procedimientos son permanentes en la provincia y trascendió que los allanamientos en domicilios específicos se intensificarían en las horas venideras.