·

Ríos amplió detalles de la denuncia contra Celentano

Lo hizo en conferencia de prensa brindada por los canales oficiales. Habló de un desfalco cercano a los 43 millones por provisión para comedores escolares. Admitió que no se investigó el período que involucra a la gestión de Manfredotti.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

En conferencia de prensa emitida por los canales oficiales de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Provincia, la gobernadora Ríos siguió promocionando la denuncia hecha contra la empresa distribuidora de alimentos por supuesto fraude al Estado.

La denuncia hecha ante el Juzgado de Javier De Gamas Soler está referida a operaciones de la firma con el gobierno provincial entre los años 2005 y 2007, a pesar de que Celentano gozaba de contratos multimillonarios ya en 2000 durante la gestión de Carlos Manfredotti.

Ríos se esperanzó en saber “quiénes se beneficiaban con los sobreprecios presuntos”. De todos modos prefirió “no emitir ningún juicio de valor sobre el accionar del Tribunal de Cuentas”, (profundamente sospechado por la falta de controles sobre las operaciones) porque consideró que será “la investigación judicial la que deslinde las responsabilidades de cada uno”

En cuanto a la posible responsabilidad del personal del área de Contrataciones y Abastecimiento, en los supuestos ilícitos que se investigan, la secretaria del área, Rita Rivera, dijo que “ellos manifestaron que no participaban en la elaboración de los pliegos, sino que los documentos ya venían armados, e inclusive llegaban con los precios piso y techo”.

Las operaciones denunciadas (y que según Ríos permitieron un desfalco cercano a los 50 millones de pesos) están referidas a la provisión de alimentos y artículos de limpieza para comedores escolares y presentaría las siguientes irregularidades, entre otras:

-En 2007 se pagaban 9.000 menúes por día, contra 2.000 que satisfacen el requerimiento total en 2008. “Es decir que existe una clara sospecha de sobrefacturación”, explica el informe presentado durante la conferencia.

Respecto del servicio de comedores escolares, durante la última semana de la gestión de Hugo Cóccaro, el supuesto perjuicio fue de $238.831,25.

Respecto de la copa de leche, en esa misma semana, el supuesto perjuicio fue de $75.133.

Extendido el cálculo a los tres años que abarca la investigación, o sea 2005, 2006 y 2007, los presuntos sobreprecios y la sobrefacturación al Estado durante este período le habrían costado al Estado $43.545.220, si se acumulan los rubros Comedores Escolares, Copa de Leche y artículos de limpieza.

Todos estos hechos fueron denunciados por la actual administración ante el Fiscal Mayor Guillermo Massimi, quien elevó un requerimiento de instrucción y dio origen a una causa penal que tramita ante el juzgado a cargo del Dr. Javier De Gamas Soler.

La investigación abarca a la gestión de los ex gobernadores Jorge Colazo y Hugo Cóccaro, aclaró la Gobernadora, quien ante la pregunta referida a si se va a investigar el período en que Manfredotti y Gallo manejaban los contratos con Celentano, se remitió a responder “ojalá podamos”.

En cuanto al nuevo procedimiento aplicado para la adquisición de los mismos elementos, Ríos describió que se trabaja para que las licitaciones por estos servicios se realicen “por renglón”, es decir por cada escuela en particular, para que de esta manera puedan participar pequeños almacenes, carnicerías y verdulerías de la zona y no sólo las grandes firmas o supermercados. En ese intento ya se constató que muchos de los proveedores chicos dependen de los grandes para la provisión de mercaderías, lo que demuestra la existencia de monopolios

“Sólo en artículos de limpieza, el cambio de modalidad producirá este año un ahorro de $7 millones. En el servicio de comedores escolares y copa de leche, el ahorro será de $20,5 millones”, defendió la Gobernadora, aun cuando se ha admitido que se compra “a precio de góndola en un supermercado de plaza, sin concurso.