·

Río Grande sufre la inflación más alta del país

Con un 2,2% según cifras oficiales de agosto, es el distrito más castigado por la suba de precios. El valor aporta a un 28% interanual y triplica al de la Capital Federal.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La inflación fue algo más baja en las provincias en el mes de agosto, según los índices publicados por las respectivas oficinas de estimación de precios. La tendencia fue liderada por San Luis, que venía publicando índices superiores al 2% mensual, y el mes pasado mostró una inflación de 0,8%, tres décimas por encima de la divulgada por el INDEC para < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Capital y Gran Buenos Aires.

En la otra punta, Río Grande –en Tierra del Fuego- registró el 2,2 por ciento, valor que se ubica en el primer puesto de todas las mediciones distritales para el octavo mes del año.

Según informó el desacreditado INDEC, los alimentos registraron en Capital Federal una baja del 0,8% y la canasta básica una baja de 2,5%, lo que se convierte en una desaceleración de la inflación y en una caída en los niveles de indigencia y pobreza.

Este índice de inflación de tan solo 0,4% esta compuesto por una merma del 0,8% proveniente del rubro de alimentos y bebidas, cuyo mayor impulso a la baja viene dado por aceites, que según el INDEC respecto al mes de junio tuvieron una disminución en el precio en el orden del 20,2%; a esto se le sumó una baja de 4,8% en el precio de la carne.

En Tierra del Fuego, por el contrario, los alimentos no bajaron en las pizarras (por el contrario, la carne alcanzó niveles record para la provincia) lo que hizo que el índice inflacionario dado a conocer por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia triplicara al del organismo oficial nacional para la Ciudad de Buenos Aires.

Según los datos suministrados en las respectivas provincias, San Luis, Río Negro y Misiones tuvieron una inflación por debajo al 1% el mes pasado: del 0,8; 0,6 y 0,8%, respectivamente. Muy inferiores a las reportadas para el IPC en Ushuaia (1,2%) y Río Grande (2,2%).

En el medio, Santa Fe tuvo 1,5%; Neuquén, 1,7%; La Pampa, 1,8%, y Salta, 2,1 por ciento. Esta leve e incipiente desaceleración en la dinámica inflacionaria no impidió que el índice de cada provincia triplicara, y hasta multiplicara por cuatro, lo informado por el INDEC intervenido por Guillermo Moreno.

Para los últimos doce meses, el instituto oficial midió una inflación de apenas 9 por ciento. Esa cifra contrasta con el 21,7% de la provincia de Santa Fe y con el 29,8% de Río Grande, las dos puntas del ranking interanual de la suba de precios.