·

Cobos es la pesadilla de los K

El Vicepresidente Cobos crece en las encuestas y en la simpatía popular. Columna de opinión de Alfredo Leuco para el programa “Qué te parece” de radio AM Del Plata. Por Radio Fueguina, lunes a viernes de 14 a 18 hs

A esta altura hay que decir que el vicepresidente de la Nación Julio Cleto Cobos se ha convertido en una inesperada pesadilla para el matrimonio presidencial. Los Kirchner quisieron castigarlo con el mismo mecanismo con que siempre castigan a todo el mundo: el ninguneo, el congelamiento, la indiferencia, hacer como que esa persona no existe mas. Borrarla del mapa. Vaciarlo de poder. Cortarle los víveres. El gran problema para los Kirchner es que esta vez el remedio fue peor que la enfermedad. El maltrato a Cobos funcionó como un boomerang y finalmente lograron lo contrario a lo que buscaban. Querían condenar a Cobos a los sótanos de la política y lo convirtieron en el dirigente de mayor imagen positiva de este momento.

Todas las encuestas lo muestran largamente ganador si usted pregunta a quien votaría para presidente este domingo. Es que los tiempos cambiaron y los Kirchner todavía no se dieron cuenta. Ya son varios los casos en los que critican a alguien para bajarle el precio ante la sociedad y no hacen otra cosa que agigantarlo y ponerlo bien arriba. Ocurrió con el campo y la mesa de enlace. Los Kirchner, sobre todo Néstor les dijeron de todo. De golpistas para abajo. Y los fueron fortaleciendo y cohesionando hasta convertirlos en sus verdugos políticos. Con Cobos hicieron lo mismo. Judas, traidor, le dijeron y lo colocaron en la cima de las expectativas de un gran sector de los argentinos que quiere todo lo que Cobos representa y que repudian las actitudes crispadas, agresivas, soberbias e intolerantes de los Kirchner.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Ahora los Kirchner van camino de hacer lo mismo con Mauricio Macri. Cada vez que Cristina o Néstor lo critiquen o le pongan palos en la rueda al gobierno de la ciudad, Macri aumentará su inserción entre los porteños. Es tan grande el rencor y la tozudez con la que se manejan los Kirchner que son tiros que se tiran en sus pies. Que se autodegradan y terminan siendo los más perjudicados. Ya no tienen el poder que tenía Néstor. Hay cierto hartazgo frente a la prepotencia. El humor social cambió y lo que antes se veía como gestos de autoridad ahora se evalúan como gritos autoritarios. Néstor logró su objetivo en su momento cuando disciplinó a Daniel Scioli cuando era vice. Pero ahora el tiro les salió por la culata. Mientras más le pegan a Cobos mas crece Cobos.

Si ellos ignoran a Cobos sienten que eso es bueno. Si Cobos se mueve con autonomía y se reúne con todo el mundo como debe ser y escucha a todos como debe ser es un conspirador como dijo sin que se le cayera la cara de vergüenza el senador Miguel Ángel Pichetto. Lo quieren echar. Que se vaya, que renuncie, exigió Pichetto. Hasta ahora Cobos no hace otra cosa que dialogar, escuchar, tratar de aportar moderación y encontrar denominadores comunes sin insultar a nadie y con mucho respeto. Esa es una de las más importantes demandas sociales en estos momentos. Y Cobos la supo interpretar. Supo leer lo que los Kirchner se niegan obstinadamente a entender.

Nadie conspira ante la vista de todos. Nadie hace nada malo si lo hace de cara a la sociedad que es la que juzga sus actos. A Cobos lo parieron los Kirchner con su intolerancia. Es la contracara de ellos. Esto no lo convierte en un estadista ni mucho menos. Pero tiene toda la legalidad y legitimidad democrática. Esta decidido a jugar fuerte y a defender su lugar. Por ahora es una pesadilla para los Kirchner.

www.alfredoleuco.com.ar