·

Se recupera la mujer víctima de botulismo

María Zegat es la joven cuyo novio murió en mayo pasado en Ushuaia, al intoxicarse ambos con alimento en mal estado. Ella está todavía internada en una clínica de Córdoba donde mejora lentamente.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La joven que contrajo botulismo en Ushuaia hace cuatro meses, se recupera favorablemente en el hospital Tránsito Cáceres de Allende, según confirmó su madre.

El 22 de mayo pasado, María Zegat (29) y su novio Marcos Arias (25) ingirieron remolachas en conserva que estaban en mal estado y que les provocaron un ataque fulminante de botulismo. El hombre murió dos días después (cuando se intentaba derivarlo para una mejor atención) pero su novia pudo sobrevivir y fue llevada a Córdoba, donde se atiende desde el 25 de mayo en el Hospital Tránsito Cáceres de Allende de esa ciudad.

Según informa hoy el diario < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />La Voz del Interior, la madre de María -Rosa María Zegat- declaró a la radio Cadena 3 que su hija «está evolucionando muy bien, ya escribe en una pizarra, gesticula muy bien”. “Nosotros le entendemos perfectamente, maneja su cama mecánica y el televisor. Los médicos están tratando de levantarla», se esperanzó la mujer.

El botulismo es una intoxicación grave, causada por la ingesta de potentes toxinas que son producidas por la bacteria Clostridium botulinum, que se encuentran en alimentos contaminados.

La proliferación de la bacteria y la formación de la toxina suele darse en alimentos de preparación casera mal procesados, enlatados o embotellados, poco ácidos, y también en productos pasteurizados que se dejan sin refrigeración. Los alimentos de más riesgo son conservas caseras, enlatados y conservas almacenados en forma inadecuada.