·

El gobierno apuesta a ganarles por cansancio a los médicos

En una reunión sin sustento, la ministro Grieco volvió a desafiar a los profesionales al sugerirles que “revean” las medidas de protesta. Y amenazaron con descontar los días de asamblea, una medida inédita en la provincia.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La “mano blanda” del gobierno para negociar con el Sutef y Atsa se transformó en dureza extrema y un atrevimiento desconocido hasta ahora, a la hora de sentarse a escuchar el reclamo de los profesionales universitarios de los hospitales.

En la reunión de este jueves con las asociaciones de profesionales de Río Grande y Tolhuin (que se demoró más de cuarenta días) la ministro de Salud Patricia Grieco volvió a manifestar que para ese sector no habrá incrementos de salarios “por cuestiones presupuestarias” y los “instó” a que “revean la realización de las asambleas”, según informó el propio gobierno.

Respecto de los compromisos asumidos con ambas Asociaciones en la reunión mantenida en agosto pasado junto al Secretario de Gobierno, se manifestó en el encuentro de hoy que “se ha obrado en cumplimiento de lo acordado, en lo referido a las guardias Pasivas Profesional Universitario, en dar respuesta al recurso administrativo presentado por < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la APHRU mediante dictamen del área jurídica, y en la invitación para la discusión del Presupuesto 2009”.

Los profesionales de Río Grande demandaron al Gobierno una respuesta formal al reclamo administrativo presentado por esa Asociación y que tramita mediante Expediente 10334SG/08, e indicaron que insistirán al Ministerio de Trabajo sobre su participación en la Paritaria del sector húmedo.

En representación de la APHRRG asistieron a la infructuosa reunión los doctores Claudio García Paz, Roberto Oyarzún y Pablo Romero, en tanto que Grieco acudió acompañada por el Subsecretario de Políticas de Salud, Juan Gómez Carrillo, notoriamente enfrentado con sus colegas desde que asumió el cargo.

Como toda respuesta a los reclamos, la ministro se limitó a “instar” a los médicos a que “revean la medida de fuerza” y advirtió que la realización de asambleas (medida que se mantuvo esta semana en el hospital y en el Centro Asistencial Tolhuin) “son pasibles de descuentos en virtud de la aplicación del Decreto que rige en la materia”.

Esta modalidad de castigo no ha sido aplicada nunca en la provincia, y el intento de llevarla adelante ha sido cuestionado por anticonstitucional por los gremios.