·

Desesperada situación de empleados de Camisur

Los obreros de la textil, cerrada por decisión de la patronal, recurrieron al Concejo Deliberante en busca de ayuda. Proponen formar una cooperativa para rescatar la fábrica. Fuertes críticas de concejales al ministro de Trabajo.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Empleados de la textil Camisur y delegados gremiales acudieron hoy al Concejo Deliberante en desesperado intento de encontrar ayuda a la acuciante situación del personal, que se encuentra parado por decisión de la patronal de paralizar la producción.

Los voceros del grupo advirtieron que por la falta de pago de salarios algunos de los obreros se encuentran en situación de emergencia, por falta de alimentos o a punto de ser desalojados de las viviendas que ocupan. Citaron, incluso el caso de una empleada que está viviendo transitoriamente en instalaciones de la fábrica, cerrada y con sus responsables fugados de la provincia.

Ante la falta de respuestas, y la indiferencia de las autoridades, los delegados plantearon su intención de conformar una cooperativa para rescatar la fábrica y reiniciar prontamente la producción.

Luego de la poco fructífera reunión con dos de los integrantes del cuerpo deliberativo, los ediles hicieron lamentaron su carencia de facultades para resolver la situación, se ofrecieron como mediadores, y expresaron fuertes críticas hacia el ministro de Trabajo de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Provincia.

El presidente del Concejo Deliberante, Felipe Rodríguez -a instancias de los trabajadores- mantuvo una conversación telefónica con el titular de la empresa, quien habría manifestado su vocación de seguir produciendo en Tierra del Fuego aunque “condicionando esta decisión a la posibilidad de iniciar una etapa de diálogo con los trabajadores para efectuar cambios en la empresa”.

En abierta crítica a las autoridades del área, Rodríguez consideró que “Parece que no se estuvieran ocupando de que no surjan este tipo de conflictos porque acá cada vez que la gente viene y nos dice que pasó por el Gobierno, por la legislatura o por el Ministerio de Trabajo, y que no tienen en claro cuál es el camino para solucionar el conflicto creo que se esta desatendiendo los reclamos que tiene la sociedad”.

“Existen instituciones y legislación que están en funcionamiento o en vigencia y son otros quienes tienen que aplicarla y no el Concejo Deliberante y si hubiera que modificar legislación, hay senadores y diputados que, en lo referente a la industria, deben actuar a nivel nacional”, subrayó el concejal.

Así, y ante la inacción de las instituciones responsables “hay una sensación de desprotección para el sistema y esto hasta se torna peligroso porque si todas las empresas que tienen conflictos terminan viniendo al Concejo Deliberante es porque hay algo en el medio que no esta funcionando”.

Por su parte el concejal José Ojeda coincidió con el Presidente del Concejo Deliberante y aseguró estar “preocupado” porque los trabajadores vienen a plantearnos problemas porque no encuentran respuestas en las otras instituciones que deberían tener la responsabilidad de hacer frente a estos temas”.