·

Bielsa contó por qué Chile fue vapuleado por Brasil

El entrenador argentino de la selección trasandina explicó las razones de la goleada sufrida anoche en condición de local. Hizo hincapié en la "envergadura física" del rival, atribuyó la derrota sufrida por su equipo frente a Brasil (3-0) a que fue inferior físicamente a su rival, lo que permitió al equipo de Dunga liberar sus virtudes futbolísticas

«Creí que este partido era una oportunidad para acortar distancias con una potencia futbolística y pensé que podía hacerlo con un equipo ágil, rápido en vez de uno de mayor envergadura física», dijo El Loco después del partido. < ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Admitió el técnico de Chile que debió utilizar hombres más potentes en el centro de la defensa, porque a su juicio, ahí se perdió el partido. «Cuando los jugadores brasileños se imponen en el partido físico liberan sus virtudes futbolísticas», dijo Bielsa, que se declaró el único responsable de ese error.

«Había que evitar que ellos quedaran en condiciones de atacar con cierta comodidad y no lo logramos», precisó.

Sin embargo, Bielsa consideró que en el aspecto ofensivo, Chile hizo un partido «suficiente, pese a que no convertimos». «Tuvimos la sensación de que podíamos», consideró.

Los cambios, con el sello de Bielsa

También el técnico de Chile defendió los cambios tempraneros que hizo, al enviar al campo a Jorge Valdivia en el minuto 38, «para buscar una mayor agresividad ofensiva», razón que también esgrimió para explicar las entradas, en el minuto 46, de Roberto Cereceda y Jean Beausejour.

Sobre Marco Estrada, que fue un pasadizo en la defensa y cometió un penal que afortunadamente contuvo el arquero Bravo, recordó que ya lo utilizó en esa posición frente a Bolivia y Venezuela.

Según Bielsa, sus cambios no supusieron una descalificación de los jugadores que abandonaron el campo (Hugo Droguett, Arturo Vidal, Mark González), sino que se debieron sólo a que pensó que con los hombres de refresco encontraría esa «mayor agresividad ofensiva» que buscaba.

Fuente: EFE