·

Argentina quiere romper una racha de 35 años

Desde el 7 de octubre de 1973 que no le gana a Paraguay como local por Eliminatorias. Aquella selección de Sívori se impuso por 3-1 en Boca.

Este sábado, la selección de Alfio Basile intentará romper una racha negativa frente al combinado paraguayo en la Argentina. La última vez que un equipo nacional le ganó a Paraguay como local fue por la eliminatoria para el Mundial de Alemania «74, cuando se impuso por 3-1.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

En ese partido, el defensor guaraní Heriberto Correa, nacionalizado, actuó como lateral izquierdo para la escuadra albiceleste. El encuentro se jugó el 7 de octubre de 1973 en la Bombonera y por entonces Correa militaba en Vélez Sarsfield.

Correa estaba en «El Fortín» desde 1969, jugó como lateral izquierdo y luego no volvió a ser convocado cuando llegaron los nuevos entrenadores. Correa pasó a Racing en 1976 y quedó en la historia. En los «90 fue técnico de Platense, después de haber disputado 360 partidos.

El representativo nacional era conducido técnicamente por Enrique Omar Sívori -el ex delantero de River y la Juventus de Italia- y venía cuestionado por un sector del periodismo. El partido fue duro y lo ganó la Argentina con destacadas actuaciones de Miguel Brindisi y el Rubén «Ratón» Ayala.

El delantero cordobés Carlos «Chupete» Guerini, adquirido por Boca en febrero de ese año, goleador de Belgrano de Córdoba, fue convocado a último momento e hizo uno de los tres goles argentinos. Sívori no duró mucho más como DT del seleccionado nacional y fue reemplazado por un trío integrado por Vladislao Cap, José Varacka y Víctor Rodríguez.

Curiosamente, el propio Presidente de la Nación, Juan Domingo Perón, quien no estaba acostumbrado a hablar de fútbol, cuando supo que el flamante Interventor de AFA, Baldomero Gigán, había reemplazado al «Cabezón» Sívori, se mostró contrariado.

El motivo que trascendió era que durante su exilio en España, Sívori visitaba asiduamente al general Perón. Como fundamento, el extinto mandatario solía decir que «entre Brindisi, Ayala y Guerini sumaban 50 goles oficiales entre 1972 y parte de 1973».

Fuente: Telam